Un zurito

La espinillera

El pobre partido del Athletic en Berlín no da para celebraciones con una buena jarra de cerveza

Patxi Herranz
PATXI HERRANZ

UN ZURITO

Mal partido en Berlín de un Athletic que fue de más a menos durante los noventa minutos y que a pesar de tener un raro control y mayor calidad se fue espesando dando por bueno el empate. No podrán celebrarlo los jugadores de Ziganda con una jarra de cerveza porque da la sensación de que los rojiblancos, con muchas lagunas, se dejaron algo importante en Berlín.

EXTRAMUROS

Sin relación con la pelota y torpes en cuanto a acierto, los leones estuvieron incómodos y se trasformaron en su fantasma del pasado, volviendo a su juego habitual cuando sale de Bilbao. Es como si no nos vacunásemos cuando viajamos a pesar de la experiencia que vamos adquiriendo en este torneo. Desesperante.

ARMARIO EMPOTRADO

Se habla mucho del fondo de armario de ‘Cuco’ pero, como su predecesor, se hace de rogar demasiado con los cambios. Es sorprendente, debe ser una consigna de Lezama. El equipo, que se estaba viniendo abajo, lo pedía a gritos y tenía relevos de solvencia para estabilizar un poco el barco y corregir la deriva.

IVAN KRUZLIAK

El eslovaco y todo su comando de apoyo, son seis, vieron lo que quisieron sin complicarse la vida; no observaron una entrada sobre Laporte que pudo dejar en el minuto 30 con uno menos al Hertha. Se equivocaron en errores menudos pero repetitivos.

ESPINILLERA DE ORO

Para Iago Herrerín por mantener la portería a cero.

LO MEJOR

Dos acciones puntuales de Aymeric Laporte que dieron mucha seguridad.

LO PEOR

El repliegue paulatino del Athletic, como si el empate nos diese el pase.

Fotos

Vídeos