Aduriz, tras renovar: «Sigo por la ilusión que me hace ponerme esta camiseta»

Aduriz, flanqueado por Rafa Alkorta y Aitor Elizegi./Jordi Alemany
Aduriz, flanqueado por Rafa Alkorta y Aitor Elizegi. / Jordi Alemany

El ariete admite que ha tenido «muchísimas dudas» para seguir porque «me he visto mal esta temporada»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

«Sigo por la gran ilusión que me hace ponerme esta camiseta y salir a este campo con más de 40.000 espectadores». Aritz Aduriz sonríe flanqueado por el presidente, Aitor Elizegi, y el director deportivo, Rafa Alkorta. A principios de semana les comunicó que seguía en el club y renueva por una temporada.

Este miércoles explicó que le mueve a seguir en activo con los 39 años que cumplirá en febrero. El atacante indica que durante esta campaña su cabeza ha sido «como una batidora» en la que ha metido ingredientes antes de tomar la decisión. El componente clave ha sido la ilusión. «Es muy difícil decirle que no a esto y no esforzarte por darlo todo por este club. Ilusión no me falta para dilatar este sueño», zanjó. Elizegi y Alkorta estaban felices. Tras las turbulencias de la salida de Susaeta, mantener al delantero centro es una excelente noticia para ellos.

Aduriz admite que en la batidora también había elementos que le aconsejaban no seguir. Uno de ellos es su rendimiento en esta campaña, la peor desde su regreso en 2012. En las anteriores siempre había logrado veinte o más goles. En ésta se ha quedado en seis, solo dos en Liga y ambos además de penalti.

Las lesiones le han marcado. «Nunca había estado tres meses y pico de baja. Además, perdí masa muscular», reveló. Pero no se agarró a los percances físicos para justificarse.

El delantero se probó en el tramo final de la campaña. No quedó satisfecho con su rendimiento. Con una franqueza al alcance de muy pocos, fue autocrítico con lo que dio al equipo.

Ése era el principal ingrediente de la máquina de batir que le pedía dejarlo ya. «He tenido muchísimas dudas porque siento que no he estado a un nivel competitivo suficientemente bueno», admitió.

- ¿Cómo se ha visto esta temporada?

- Me he visto mal. No me he visto bien. Eso es evidente y todos lo hemos visto. Me siento bastante responsable. Las dudas las veía justificadas.

Elizegi, Alkorta y Gaizka Garitano arrojaban productos a la batidora. El director deportivo, Rafa Alkorta, dejó en su mano su continuidad, algo que no hizo con los otros que acababan contrato, Susaeta, Iturraspe y Mikel Rico. Pese a que su rol en el campo ha disminuido, el técnico le considera un jugador de gran aportación en el césped y en el vestuario. El club valora mucho la capacidad del atacante para influir sobre sus compañeros. «Lo que proyecta en Lezama y en el día es muy importante», resaltó el máximo responsable de la entidad.

«Me he sentido muy arropado por el club, por Alkorta y por Garitano para tomar esta decisión». Aduriz ya se pone en modo competitivo. «Con un poco de descanso y poniéndole mucha dedicación puedo mejorar y coger un poco más de fuerza, que es lo que necesito».

El reto de la historia

El atacante dijo además tener «retos estadísticos» pendientes. No quiso decir cuál es el que más le motiva. «Eso os lo dejo a vosotros, pero no es difícil imaginar cuál es». Con 171 tantos, Aduriz es el sexto máximo goleador de la historia del club. Las cuatro primeras plazas, las 335 dianas de Zarra, las 208 de Bata, las 199 de Dani y las 196 de Gorostiza son inaccesibles, pero la quinta de Iraragorri (179) está a tiro si recupera su nivel de hace dos campañas.

Para entrar en el top 5, Aduriz necesita recuperar la titularidad. El atacante avisa de que no se conforma con ser revulsivo y liderar el vestuario. ¿Se marca como objetivo jugar 36 partidos de titular?, le cuestionó un periodista. «36 no, 38», ha zanjado de inmediato. «Si estoy aquí es porque me gustaría jugar todos los minutos de todos los partidos y meter el máximo número posible de goles. Me siento capacitado para aportar mucho en el campo».

El atacante tiene claro que su objetivo es acabar su carrera «con un buen sabor de boca». Llamativamente, esquivó garantizar que la próxima sea su última campaña. «No puedo ser contundente y rotundo, aunque es muy probable. Es muy difícil que haya continuidad, aunque puede ser mi último contrato como jugador, pero no con el club». «Ya me quiere quitar el sitio», bromeó el director deportivo, sentado a su derecha. Aduriz mandó así el primer mensaje para la campaña 2019-20. No se conforma con ser el suplente del asentado Williams pese a haber jugado sólo 13 partidos de titular esta campaña.

El delantero ha vivido un profundo periodo de reflexión. Nadie ha sabido hasta el último momento cuál iba a ser su decisión. No se la comentó ni a sus compañeros. La batidora removió todos los elementos y dio el zumo de su renovación. «Lo he decidido esta semana porque quería pensarlo bien y resolverlo con la Liga acabada», indicó.

Más información