Borrar
Simón hace una autofotografía con Guruzeta, Vivian y Eneko, propietario del coche Eneko Arroyo

El aficionado con el deportivo 'tuneado' del Athletic que dio un paseo por la Gran Vía a Simón, Vivian y Guruzeta tras la kalejira: «Les encantó el coche»

Eneko Arroyo ha venido desde Ibiza para ver la gabarra y se encontró con los tres futbolistas rojiblancos el pasado martes

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Miércoles, 10 de abril 2024, 17:05

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Eneko Arroyo tiene 19 años, nació en Ibiza, pero siente una enorme pasión por el equipo de la tierra de sus padres, el Athletic. Este joven balear se ha plantado en Bilbao con su coche 'tuneado' para la ocasión -de rojo y blanco- para ver este jueves la gabarra, para seguir algo histórico, «único», que no ha producido en las últimas cuatro décadas. Sin embargo, se ha convertido en el protagonista inesperado de una fabolusa historia, una más, de las que dejó el pasado martes la fiesta de la plantilla rojiblanca por las calles de Bilbao.

Eneko lleva a Simón, Guruzeta y Vivian a su casa.
Eneko lleva a Simón, Guruzeta y Vivian a su casa. Eneko Arroyo

Eneko estaba en su casa. Y, de repente, por el grupo de Whatsapp de su familia, su hermano informó de la que se estaba montando en el centro de la villa vizcaína. «Entonces, cogí el coche y bajé a Bilbao, aunque toadavía no lo tenía acabado». Vivió la fiesta en primera persona, como un hincha más... Pero le aguardaba una sorpresa cuando ya se dirigía para su casa, al término de la kalejira de los campeones.

Iba en su coche y, a la altura de Moyua, se encontró con tres futbolistas del Athletic, con tres de los profesionales que han conquistado la Copa cuarenta años después: Unai Simón, Gorka Guruzeta y Dani Vivian. «Yo les llamé», confiesa Eneko. «Y al ver el coche les encantó», señala este joven. De hecho, una de las imágenes que acompaña a este reportaje es el selfie que se hicieron el portero, el defensa y el delantero con el vehículo deportivo de Eneko.

El aficionado, con su coche, en Lezama.
El aficionado, con su coche, en Lezama. Javier Ortiz de Lazcano

Pero el encuentro no se quedó en esa única fotografía. Fue a más. Los jugadores le pidieron, ya que estaba ahí, si les podía dar una vuelta. «'¿Nos acercas?'», me dijeron. Y así lo hizo un orgulloso Eneko, que se convirtió en chófer por un día de los vencedores de la Copa.

Fue el punto culminante de un día ajetreado. Quería terminar de preparar su coche con los vinilos rojos y blancos y se pasó casi toda la jornada con esa tarde. «Por la mañana hasta las cuatro, y luego de seis hasta las diez, cuando bajé a Bilbao».

Acepta que no les conocía antes, pero que alguna vez ha coincidido en un vuelo a Ibiza con futbolistas como Iñigo Martínez e Iker Muniain, el maestro de ceremonias este martes. Y seguro que también este jueves, como capitán del equipo campeón. Eneko no sabe cómo la verá. «De la mejor manera posible», se trata de consolar. Pero guarda un recuerdo para toda la vida de este viaje a Bilbao: a Simón, Guruzeta y Vivian les encantó su coche del Athletic.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios