Borrar
Nico se señaló el color de su piel tras anotar en el Metropolitano. EFE
El aficionado que lanzó insultos racistas a Nico Williams es un ultra del Frente Atlético que ya ha sido suspendido

El aficionado que lanzó insultos racistas a Nico Williams es un ultra del Frente Atlético que ya ha sido suspendido

El club confirma la sanción a su socio, apartado «cautelarmente con carácter indefinido», es decir, hasta que se ratifique su culpabilidad por vía judicial

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 6 de mayo 2024, 18:33

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El aficionado del Atlético que lanzó insultos racistas a Nico Williams el pasado 27 de abril es miembro del Frente Atlético, el grupo ultra de ideología de extrema derecha en el que el club madrileño confía su grada de animación. Así lo confirma 'El Mundo' a través de la Policía Nacional. Este lunes la entidad 'colchonera' ha emitido un comunicado en el que da a conocer la sanción para el hincha. Este periódico adelantó hace una semana que era socio.

El conjunto con sede en el Metropolitano ha decidido apartar «cautelarmente con carácter indefinido» al aficionado que imitó a un mono y gritó «uh, uh» cuando Nico Williams se disponía a sacar un córner junto al fondo sur, lugar en el que se aloja el Frente Atlético. Es decir, que hasta que el caso se resuelva por la vía judicial este socio no podrá volver al estadio.

Además, el club fue sancionado con una multa de 20.000 euros y la clausura parcial de dos partidos de la zona donde se emitieron los gritos. La entidad presidida por Enrique Cerezo ha recurrido la pena y espera la resolución. A su favor juega el hecho de que al Getafe se le revocó la misma sanción (tres partidos en lugar de dos) tras los insultos racistas que recibieron Marcos Acuña y el entrenador del Sevilla Quique Sánchez Flores, quien declaró orgullo de ser gitano después de que le insultaran de esta forma.

Así reza el comunicado del Atlético:

Tras la identificación por parte de la Policía del responsable del presunto grito racista recogido en el acta arbitral y en el acta policial del encuentro que nos midió al Athletic Club el pasado 27 de abril, y la comprobación por parte del club de que se trata de un socio abonado de la Grada de Animación, el Atlético de Madrid, aplicando su normativa interna, ha decidido suspender cautelarmente su condición de socio por tiempo indefinido mientras se resuelve su caso en los órganos sancionadores competentes.

La normativa interna del club tipifica como «muy graves» las faltas que supongan «un deterioro de la imagen, prestigio y consideración social del Club Atlético de Madrid» y que vayan contra «el compromiso de este club en su rechazo y oposición a cualquier forma de violencia verbal o física y a todo acto racista, xenófobo o intolerante».

Reiteramos, una vez más, como ya expresamos durante el desarrollo del partido el propio 27 de abril, nuestra condena rotunda y sin paliativos ante cualquier acto que ataque la dignidad de personas o instituciones y nuestro compromiso para luchar y erradicar todo tipo de violencia en el deporte. Como siempre hemos manifestado, nuestro club se ha caracterizado en sus 121 años de historia por ser un espacio abierto e integrador y no permitiremos que la actitud de unos pocos manche la imagen de miles y miles de aficionados atléticos que apoyan a su equipo con pasión y respeto al rival.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios