Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

De Aldazabal a Uribe-Echevarría, pasando por Corres y Elizegi

Alberto Uribe-Echevarría, el segundo por la derecha, de perfil mientras atiende el discurso de Josu Urrutia. /Luis Ángel Gómez
Alberto Uribe-Echevarría, el segundo por la derecha, de perfil mientras atiende el discurso de Josu Urrutia. / Luis Ángel Gómez

La carrera electoral del Athletic ha vivido tres semanas caóticas desde que Josu Urrutia anunció su decisión de no pelear por un nuevo mandato

Igor Barcia
IGOR BARCIA

Cuando Josu Urrutia anunció su decisión de no presentarse a las elecciones el 7 de noviembre, arrancó la carrera hacia Ibaigane más atípica que ha vivido el Athletic en su centenaria historia. Porque lejos de aparecer una o varias candidaturas dispuestas a pelear en la arena electoral por la presidencia del club, tras la marcha de Urrutia surgió el vacío, la imagen de una línea de salida sin competidores en ella. No ha sido hasta anoche, tres semanas largas después de aquella comparecencia del ya exdirigente rojiblanco, cuando el primer –y más que probable único– 'voluntario' ha dado un paso al frente para pujar por ser el 32º presidente del Athletic.

 

Fotos