Gainza, con la Copa de 1958 que el Athletic ganó al Madrid. / e. c.

Aldeanos en el desierto

Sería maravilloso que las crónicas hablaran del regreso del león. El que no se puede domesticar

Jon Uriarte
JON URIARTE

¿Otra vez por aquí?, preguntó el dictador a Gainza. Fue en aquellos tiempos en que asentamos nuestra leyenda. Como en 1958, cuando los once aldeanos ganaron al Madrid de Di Stefano y compañía. Siempre nos gustó el más difícil todavía. Somos el único equipo que ha jugado las cuatro últimas finales de nuestra Liga. Dos de Copa y dos de Sup

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ahora puedes acceder a todo el contenido por solo 3€ el primer mes