Álex Remiro presentará a principios de septiembre su demanda económica al Athletic

Remiro durante un entrenamiento./Juan Echeverria
Remiro durante un entrenamiento. / Juan Echeverria

El Villarreal se interesa por la situación del portero navarro, como ya hizo también la Real Sociedad

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Álex Remiro presentará a principios de septiembre su propuesta económica al Athletic para renovar. Éste era el plan del portero navarro desde que el club le planteó la pasada semana su tercera oferta. Y así se lo hizo saber a la entidad. Tras el tsunami generado por su envió a la grada por las diferencias en el proceso negociador, mantiene su hoja de ruta.

Su agente pedirá una cita con Jon Berasategi, director general del Athletic, a quien ya indicó hace unos días que en la semana del parón de Liga (del domingo 8 de septiembre) quería sentarse a hablar sobre el futuro del portero, que acaba contrato al final de la temporada.

Si el Athletic acepta recibir al agente de Remiro, la crisis podría reconducirse. El director deportivo, José María Amorrortu, dio a entender el lunes que estarán en la mesa con el portero cuando indicó que «no es una situación definitiva». El propio Berizzo le pidió «sentarse con el club y encontrar un sentimiento».

Aún así, las dos partes se mantenían ayer firmes. El portero ya ha pasado lo peor, verse en la grada en un partido destinado para su debut y soportar la presión que le ha llegado desde el club y el entrenador para que renueve.

La directiva entiende que necesita mostrar una postura de fuerza y que Remiro pretende sacar excesivo provecho del nuevo escenario de la portería, con Kepa en el Chelsea y Herrerín, lesionado para ganarse un gran contrato pese a que aún no ha debutado en Primera. Lo ocurrido con el ondarrutarra la pasada campaña sirve de escarmiento, como advirtió Berizzo. «El club ha aprendido de lo que ha sucedido en el pasado. No quiere que se repita». Amorrortu, y el técnico remarcaron en la noche del lunes que se trataba de una decisión consensuada entre el entrenador y el club.

Hay importantes diferencias económicas. Este periódico reveló ayer las ofertas planteadas por el club. La primera, antes de Navidades, fue en torno a 650.000 euros. La elevó a alrededor de 800.000 a principios de año, pero no le garantizaba formar parte de la primera plantilla tras otras dos campañas de cesión, algo que no agradó al navarro. Tras la marcha de Kepa, al jugador le llegó la pasada semana la última propuesta, cercana al millón de euros fijos, con aumentos de 100.000 en cada uno de los cinco años de contrato. Los incentivos le permitirían irse algo por encima de los dos millones de media en caso de jugar un 75% de partidos.

El portero entiende que se le daba poco tiempo para contestar, apenas cinco días. No le gustó tampoco que se le proponga un contrato que le mantendría en la zona media-baja aún si se consolida como titular indiscutible. Además, rechaza que aún así se le quiera sujetar con una de las cláusulas más altas y que va de los 60 millones al inicio a los 80 al final.

Las diferencias entre las dos partes no son sólo económicas. Discrepan hasta en la causa de que se le enviara a la grada. El portero cree que es porque no ha firmado la renovación mientras el entrenador dice que tomó la decisión por la actitud del de Cascante en el proceso.

Remiro regresó ayer a Lezama, en donde entrenó. Da por hecho que el próximo lunes, ante sus excompañeros del Huesca, verá el partido desde el palco VIP de jugadores. El técnico ya le avisó de que en esta crisis «los intereses del club están por encima de todo».

Clubes atentos

Mientras tanto, su situación comienza a llamar la atención de otros clubes. El Villarreal ha pedido que se le tenga al tanto por si presenta una oferta a un portero que ha sido internacional sub'21 y pieza clave en el ascenso del Huesca a Primera.

La Real Sociedad, tal y como adelantó este periódico, ya se dirigió a él hace unos meses. Entonces estaba en el Huesca y el contacto lo realizó el que en aquel momento era su director deportivo, Lorenzo Juarros.

Los blanquiazules no han vuelto a contactar con el portero con Roberto Olabe de responsable del área deportiva. En el club donostiarra está de entrenador de porteros Lluis Llopis, ex del Athletic y que tiene una magnífica opinión sobre las cualidades del portero.

Las claves

La situación
Si el Athletic recibe al agente del jugador, la crisis podría reconducirse
Los equipos
El Villarreal ha pedido al portero navarro que le tenga al tanto sobre su situación

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos