Borrar
Djaló celebra su tanto ante el combinado celeste. Maika Salguero
El fichaje del Athletic se inventa un golazo y muestra su calidad ante una grada entregada

El fichaje del Athletic se inventa un golazo y muestra su calidad ante una grada entregada

Álvaro Djaló ha anotado el primer tanto de la Euskal Selekzioa ante Uruguay

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 23 de marzo 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hasta junio no será efectivo, pero Álvaro Djaló es desde hace tres semanas jugador del Athletic. Sin embargo, los caprichos del destino han hecho que el delantero del Sporting de Braga haya pisado por primera vez el césped de San Mamés con otra camiseta. El jugador nacido en el barrio madrileño de Vallecas se presentó este sábado en La Catedral liderando el ataque de la Euskal Selekzioa. Y no lo pudo hacer de mejor forma, con el gol que abrió el marcador.

Era él o Asier Villalibre, el otro punta que convocó Jagoba Arrasate, llamado a filas para dirigir a la Tricolor tres años y medio después de su último compromiso. El entrenador de Osasuna escogió al nuevo refuerzo rojiblanco, un jugador que acostumbra a jugar más pegado a banda, aunque en el conjunto portugués se le ha visto también en la mediapunta y como hombre más adelantado, como en esta ocasión.

Djaló tuvo un escudero de absoluta confianza como Adu Ares, su primo, con el que coincidirá en el vestuario de Lezama desde el próximo verano. El extremo bilbaíno se entendió a la perfección con su familiar. No dejó de realizar diagonales aprovechando los espacios que le generaba Djaló, que se peleó con los aguerridos centrales uruguayos. Como a la Euskal Selekzioa, le costó entrar en el partido, pero cuando la primera parte agonizaba se inventó un golazo.

La puso Andoni Gorosabel, en la órbita del Athletic de cara a la próxima temporada, al corazón del área. Allí la bajó con mucha calidad Djaló, que con un rápido movimiento se zafó del marcaje de Bruno Méndez y Nicolás Marichal para abrirse hueco en una baldosa y fusilar a Franco Israel, que nada pudo hacer para evitar el estreno goleador del chaval con origen en Guinea-Bisau.

Antes ya había avisado. A los 25 minutos de juego Imanol puso un centro al corazón del área con destino a Álex Sola. El rechace cayó en los pies del futbolista formado en el San Miguel de Basauri y el Begoña. Chutó potente abajo, obligando a Franco Israel a hacer una fenomenal estirada. Después, el tanto del jugador del Alavés fue anulado por fuera de juego.

En la segunda parte jugó pegado al costado izquierdo tras la entrada de Villalibre en el lugar de Adu Ares. Ahí volvió loco a Varela, caño espectacular incluido, y fruto de su entrega se marchó con una pequeña sobrecarga en los gemelos. Tuvo que ser asistido, aunque se quedó en un susto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios