El ambiente en Grecia en el que jugará el Athletic de Bilbao