Amorrortu dejará el Athletic a final de temporada

Amorrortu dejará el Athletic a final de temporada

La gestión del director deportivo del Athletic ha estado salpicada de polémicas sobre su gestión de la cantera y su relación con los entrenadores del filial

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

José María Amorrortu, director deportivo del Athletic, abandonará el club a final de temporada. Así lo ha anunciado el presidente rojiblanco, Josu Urrutia, durante la rueda de prensa en la que ha comunicado la convocatoria de elecciones para el próximo 27 de diciembre, comicios a los que no se presentará. «Amorrortu tiene contrato hasta el 30 de junio y después lo dejará. A los que lleguen les dará su punto de vista y les informará de lo que necesiten», ha afirmado Urrutia.

Amorrortu (Bilbao, 1953) ha llevado las riendas de Lezama en dos etapas. La primera se extendió entre 1994 y 2001 y la segunda arrancó en 2011 de la mano de Urrutia, que lo reclutó del Atlético de Madrid, donde había arribado en 2006. Su gestión de Lezama estos últimos años ha estado presidida por la polémica. Su incapacidad para gestionar el conflicto de las obras de la factoría rojiblanca que hizo estallar a Marcelo Bielsa contra la junta directiva y que marcó el principio del fin del argentino en el Athletic lo sacó de la posición de vanguardia y lo dejó relegado y sin apenas funciones. Estas pasaron a las manos de Aitor Larrazabal. Era 2013.

Dos años después, en 2015, Amorrortu recuperó el poder y ello supuso la marcha del club del que fuera lateral izquierdo rojiblanco, al que el presidente intentó sin éxito buscar sustituto fuera del Athletic. Como ninguno de los 'tocados' aceptó la propuesta, se vio obligado a recuperar al que fuera entrenador de Athletic, Real y Eibar, entreo otros equipos. Esto no calmó las aguas en Lezama. Más bien al contrario. Larrazabal subrayó en una entrevista a este periódico el pasado septiembre que tres años después de su salida, la factoría rojiblanca sigue dividida en dos bandos. «Unos fomentan la máxima exigencia de la cultura asociada al pánico y otros la máxima exigencia adherida a la ilusión», distinguió.

La política de fichajes de canteranos también ha sido otro foco de tensión. A Amorrortu se le ha reprochado no haber sido lo suficientemente agresivo en los casos de los realistas Mikel Oyarzabal y Jon Bautista. En el caso del primero, se subrayó que no se le fichó cuando estaba en la cantera del conjunto armero y era un jugador que ya marcaba diferencias. El propio Joseba Etxeberria reveló que puso el nombre de Oyarzabal sobre la mesa en reuniones de técnicos cuando todavía era cadete.

Las tensiones con Ziganda y Garitano

El único ámbito que en esta última etapa ha quedado al margen de Amorrortu ha sido el Bilbao Athletic, en donde ha intervenido poco, aunque cuando lo ha hecho han saltado chispas. Ocurrió con Ziganda, que se molestó porque el director deportivo cediera jugadores a clubes de Segunda A la misma campaña en la que el filial jugó en esa división; y se ha repetido con Garitano. El actual entrenador de los cachorros estalló hace poco más de un mes tras caer por 2-1 en el campo del Oviedo B. El de Derio estaba molesto porque Amorrortu mandó a 14 futbolistas de su plantilla a jugar tres días antes el torneo sub'23 Premier League en Inglaterra, un campeonato que ha sido una apuesta personal del director deportivo en contra del criterio de los dos últimos técnicos del filial.

Finalmente, también se le ha echado en cara que viaje la mayoría de los partidos con el primer equipo. Algunos entrenadores no entienden que un responsable de cantera como él esté más preocupado de ver a la plantilla profesional que a los conjuntos de formación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos