Sandro es un de las principales bazas ofensivas del Getafe. / efe

Una apuesta por el juego directo

Se ha producido un cambio en el estilo del Getafe, aunque se mantiene el gran carácter competitivo del grupo

Jon Aspiazu
JON ASPIAZU

Tras un comienzo de temporada descorazonador, el Getafe va enderezando su trayectoria, aunque aún se encuentra inmerso en la zona de descenso.

El equipo de Quique Sánchez Flores está jugando con un sistema 1-5-3-2 en la fase defensiva, que se transforma en 1-3-4-1-2 en el ataque. La nueva propuesta del entrenador, con un mayor rigor táctico, ha

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Aprovecha esta oferta, suscríbete 3 meses por solo 12€, ahorras un 40%