Este contenido es exclusivo para suscriptores

Navega sin límites desde 4,95€ al mes y además este mes podrás ganar una Smart TV con tu suscripción

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

La armadura y la espada

El Athletic ha logrado una mejoría en defensa brutal, pero sigue teniendo el gol como asignatura pendiente

La armadura y la espada
EFE
Jon Agiriano
JON AGIRIANO

No es fácil recordar un cambio tan radical en un aspecto clave del juego -en este caso, la defensa- como el que ha experimentado el Athletic desde la llegada de Gaizka Garitano. Si nos dicen antes del partido contra el Girona, el primero que dirigió el técnico de Derio, que entre ese encuentro y los cuatro siguientes en San Mamés -Valladolid, Betis, Sevilla y Barcelona- los rojiblancos sólo iban a encajar un gol hubiéramos pensado que nos estaban tomando el pelo. ¿A cuánto se hubiera pagado esa apuesta? Porque recordarán bien, y supongo que con una cierta aprensión, aquellos tiempos funámbulos en los que observabas a los jugadores del Athletic defendiendo dentro de su área y era como ver al inspector Clouseau saliendo del ascensor con los paquetes de la compra. De una forma absurda, se montaba un desastre y el equipo acababa dando pasos de claqué sobre el azúcar derramada.

 

Fotos