Arranca el juicio oral al autor de los cánticos racistas contra Williams

Tanto el Ministerio Fiscal como la Liga piden para el aficionado del Español penas de dos años de cárcel y cinco sin poder entrar a un estadio

JOSÉ DOMINGUEZ

El Juzgado de Primera Instancia N2 de Cornellà anunció ayer la apertura de juicio oral al aficionado del Español al que se le acusa por haber proferido en 2020 gritos, cánticos e insultos racistas contra el jugador del Athletic, Iñaki Williams, a quien también habría realizado «gesticulaciones humillantes o vejatorias». Tanto el Ministerio Fiscal como la Liga, que se ha presentado como acusación particular, solicitan penas que alcanzan los dos años de prisión, una multa económica superior a los 5.000 euros, así como que se le prohíba acceder a ningún estadio durante cinco años y que tampoco pueda acercarse a la víctima, además de otras inhabilitaciones especiales. El próximo paso será fijar la fecha del juicio, que se celebrará en la Audiencia Provincial de Barcelona.

La Liga denunció ante la Fiscalía los gritos racistas que el 25 de enero de 2020 profirió algún aficionado del Espanyol al jugador rojiblanco cuando se retiraba por uno de los fondos en el partido que disputaban ambos equipos en el RCDE Stadium. Williams recibió abucheos y «manifestaciones de menosprecio», como simular los gestos de los primates y gritos repetidos de «uh, uh, uh, uh», onomatopeya que imita el sonido que emiten los monos.

Tras la admisión a trámite y la correspondiente instrucción, el Juzgado Nº2 de Primera Instancia de Cornellá de Llobregat trasladó al Ministerio Fiscal y a la Liga las diligencias y actuaciones previas para que pudieran solicitar la apertura del juicio oral contra los culpables.

Derechos fundamentales

El auto se dicta una vez que tanto Ministerio Fiscal, como la Liga presentaron sus escritos de acusación. En ambos se solicitaba que el acusado sea condenado como autor de un delito contra el ejercicio de los Derechos Fundamentales y Libertades Públicas reconocidos en la Constitución en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas por motivos racistas, así como de un delito contra la integridad moral. Además, en su declaración ante el juez en marzo de 2021, Iñaki Williams afirmó sentirse «humillado» por los gritos racistas sufridos.

La Liga también presentó una denuncia similar ante la misma Fiscalía de Odio de Barcelona por los insultos recibidos por el jugador del Real Madrid Vinicius en el Camp Nou el 24 de octubre de 2021. En ese caso, la denuncia fue archivada «dado que no se ha logrado la identificación de los autores de los hechos», si bien los Mossos d'Esquadra sí consiguieron identificar al culpable en el Espanyol-Athletic.