Un equipo irreconocible

Un equipo irreconocible

El Athletic se estaba ganando la fama de equipo sólido porque este año no se veían los fallos inexplicables que tantos disgustos costaron el pasado; hasta que llegó la noche de los regalos

Juan Carlos Latxaga
JUAN CARLOS LATXAGA

San Mamés asistió anoche al retorno de dos clásicos: el fallo letal en campo propio y la rotación hecha en plan que salga el sol por Antequera. El Athletic se estaba ganando fama de equipo sólido porque este año no se veían los fallos inexplicables que tantos disgustos costaron en el pasado. Pero debe de ser que la cabra siempre tira al mont