Elizegi, Vencedor, Oihane Hernández y varios directivos, en el acto en San Mamés. / athletic Club

El Athletic se abraza en San Mamés con sus 166 clubes convenidos

El conjunto rojiblanco ha querido agradecerles así su compromiso en estos dos largos años de pandemia

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

Unidos en dos colores, rojo y blanco, los 166 clubes convenidos se han reunido en San Mamés. La familia del Athletic. Los hilos que tejen su cantera. Bajo el lema 'Elkarrekin Athletic-en alde', han estado en la Catedral, en su casa, unas 400 personas, entre profesionales de Lezama y representantes de los clubes. «Gracias por ser parte de esta estructura. Vuestras camisetas aportan un gran respeto a este club. Nos ayudasteis a decir a los chavales que cuando acabase la pandemia seguiríamos aquí. Tenéis que contar que si lleváis una de estas 166 camisetas se puede cumplir el sueño de llevar la del Athletic», ha recalcado el presidente rojiblanco, Aitor Elizegi, que ha abierto el acto.

Junto a Elizegi, ha estado Juan Carlos Ercoreca, responsable de la Athletic Club Fundazioa, piedra angular del proyecto. «Hemos pasado épocas muy complicadas. Durante dos años y medio duros hemos estado unidos. Hemos podido mantener los proyectos por vuestra colaboración. El lunes recordaremos que la Fundación ha cumplido veinte años y os invitamos. La relación con el Athletic es desde que naces hasta que te mueres», ha destacado.

El convenio del Athletic con estos clubes da respaldo a más de 11.000 escolares y a cerca de otros 11.000 jugadores federados, además de a casi 2.000 entrenadores. Cada uno de esos 166 escudos que forman el entramado familiar del Athletic han aparecido en la pantalla gigante ubicada en la entrada a San Mamés. Ya dentro, los asistentes han posado para una fotografía de familia en las gradas del estadio.

Antes de cerrar el acto han tomado la palabra dos ejemplos del éxito de esta unión entre los equipos convenidos y el Athletic: la jugadora del primer equipo femenino Oihane Hernández y Unai Vencedor. El centrocampista rojiblanco se formó en el Santutxu FC y Oihane, en el Betiko Neskak. La futbolista recordó «los momentos tan bonitos jugando con los compañeros de clase». «Luego -añadió– fue un sueño jugar en el Athletic». Vencedor, por su parte, rebobinó hasta su origen, hasta ese «otro fútbol, bonito, de barro». Y ha querido acordarse «de todos» los que le ayudaron a crecer. «A mí en el Santutxu», ha apuntado.