Este contenido es exclusivo para suscriptores

Tu suscripción anual por 59,40€ al año. ¡Últimos días! para llevarte un lote de productos Ortiz

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El Athletic ante el espejo

Iñigo Martínez, sancionado, y Yeray forman una de las mejores parejas de centrales de la Liga. /efe
Iñigo Martínez, sancionado, y Yeray forman una de las mejores parejas de centrales de la Liga. / efe

El equipo de Garitano encaja poco; el de Simeone, menos. El sábado chocarán dos de las tres mejores defensas de la Liga

Robert Basic
ROBERT BASIC

El sábado, en San Mamés, habrá dos muros frente a frente. Dos bloques de hormigón armado que han hecho de la defensa su principal arma de combate y una manera de entender y practicar el fútbol. El Athletic se colocará ante el espejo, un modelo prácticamente único en su especie. El equipo de Gaizka Garitano encaja poco; el de Diego Simeone, menos. Son dos conjuntos de autor que asumen sin complejos lo que son y que buscan sacar lo máximo de sus virtudes. Los rojiblancos resucitaron con la llegada del deriotarra, quien puso orden en medio del caos y cosió las heridas por las que se desangraban los bilbaínos. Mandó blindarse atrás, protegerse y comprometer a todo el mundo con las tareas defensivas, principio innegociable sacralizado también por el 'Cholo'. Así consiguió enderezar el rumbo de una nave que viajaba a la deriva y ponerla a salvo, en tierra firme, lejos de las llamas del descenso y a un puñado de putos de Europa. Ahora librará una batalla ante una máquina perfecta de cerrar espacios, conceder poco y con un portero que juega con la persiana bajada. A partir de ahí, el Atlético sale en tromba, hace daño y regresa a la cueva. Y vuelve a salir.