El Athletic confirma los contactos para un partido en Boise en 2020

El gobernador de Idaho y su esposa, en el centro, flanqueados por Aitor Elizegi y Unai Rementeria. /Web del Athletic
El gobernador de Idaho y su esposa, en el centro, flanqueados por Aitor Elizegi y Unai Rementeria. / Web del Athletic

Según la web de la entidad, el gobernador de Idaho, de visita en Euskadi, «anhela recibir al club rojiblanco en algún amistoso el próximo mes de julio»

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

Una foto tomada en la tarde de este domingo en el palacio de Ibaigane ha confirmado una noticia que este periódico había publicado en julio pasado: que el Athletic está negociando para el próximo verano otro encuentro en Boise, capital del estado de Idaho donde reside una amplia representación de descendientes de vascos. Un viaje que ya tuvo lugar hace cuatro años y que ahora, dependiendo de los compromisos de los de Garitano, podría implicar también a la primera plantilla femenina, lo que, a fin de cuentas, redondearía la idea porque en Estados Unidos el 'soccer' está más identificado con las jugadoras que con los jugadores.

La imagen que certifica la preparación de un desplazamiento a Boise es la que se hizo ayer el presidente del club, Aitor Elizegi, con el gobernador de Idaho, Brad Little, y su esposa Teresa junto al diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria. El político estadounidense ha pasado por Euskadi en el marco de un viaje por Europa en el que le acompaña una nutrida delegación. Ayer visitó la sede foral y luego la del Athletic, tras lo cual la web de esta entidad difundió una nota en la que asegura que el visitante «anhela recibir al club rojiblanco en algún amistoso el próximo mes de julio», como adelantó EL CORREO.

Cada cinco años

Boise tiene una fecha marcada para ese mes de 2020: el 25. Corresponde al fin de semana anterior al Jaialdi 2020, la fiesta que celebra cada cinco años la comunidad vasca. El periódico 'Idaho Statesman' informó en su momento de que se desconocía qué equipo jugaría y se barajaba la posibilidad de que se organizara un duelo femenino. Pero, de todos modos, Jason Hamilton, encargado del marketing del proyecto, denominado «Basque Soccer Friendly» (amistoso de fútbol vasco), no tenía dudas que el parttido se iba a disputar. «Va a suceder seguro. Estudiamos un formato multipartido, quizá con un equipo de la MLS (la liga profesional estadounidense) y dos vascos. O podría ser, entre equipos femeninos«.

En realidad, el objetivo del Athletic es disputar varios amistosos por Estados Unidos, lo que no pudo hacer en 2015, cuando también acudió a Boise a propósito del Jaialdi de entonces, pero adelantó el desplazamiento una semana por los compromiso de la Europa League. Jugó contra los Xolos de Tijuana, un equipo mexicano, pero cuando se planteó la posibilidad de otro choque con el Houston Dymano, de Texas, no cuadraron las fechas.

Ahora, en 2019, los promotores del viaje a Boise han mantenido conversaciones con la Liga para que promocione la visita del Athletic, lo que ayudaría a encontrar rivales. La anterior estancia del Athletic en Idaho fue un acontecimiento muy especial para su capital, de 225.000 habitantes, alrededor del 10% de origen vasco. Se organizaron actos para que los jugadores del Athletic firmaran autógrafos y jugaron a pelota en un frontón situado en el Basque Block, una zona con aroma vasco.

Cuatro años después, el gobernador Brad Little dejó bien claro ayer que desea que esa historia vuelva a repetirse. El Athletic le obsequió con una camiseta rojiblanca personalizada, y él correspondió con un mandil. Prenda que Elizegi prometió ponerse para cocinar en el viaje de la expedición rojiblanca en julio próximo.