Borrar
El León belga posa con el portero Agirrezabala en Valencia antes del partido de cuartos de Copa. EL CORREO

El León belga irá de Bruselas a Pamplona para ver la Copa por televisión

«Estaré en Navarra aunque no me ha tocado entrada en el sorteo y presenciaré el partido en un bar», indica el socio rojiblanco

Javier Ortiz de Lazcano

Enviado especial. Madrid

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 18 de febrero 2023, 15:33

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«En diez años de socio del Athletic, nunca me ha tocado una entrada», masculla su infortunio Fernando Redondo, uno de los hinchas más peculiares del Athletic. Se hace llamar el León belga porque acude a todos los partidos a animar a los suyos oculto tras una careta del rey de la selva. «A los que nunca nos ha tocado, deberíamos tener alguna prioridad», reclama.

Redondo nació en Begoña hace 67 años, pero con apenas 6 se fue a vivir al barrio bruselense de Anderlecht. Anima desde hace años a los suyos bajo el personaje de el León belga. Estará en Pamplona en la ida de la semifinal de la Copa.

Lo tiene todo organizado. Recorrerá en automóvil los 1.600 kilómetros que separan la capital belga y Bilbao el domingo 26, cuando se juega el Athletic-Girona, y tres días después estará en Pamplona, en donde ya tiene reservado hotel. Sólo le ha faltado una cosa, ser uno de los 525 afortunados en un sorteo al que se inscribieron 5.987 socios. Una adversidad grave, pero mantiene el plan de viaje. «Mi careta de león y yo tendremos que ver el partido en algún bar de cerca del estadio».

El León belga confía en un golpe de suerte para hacerse con alguna entrada, aunque deja claros sus principios. «Me niego a pagar una reventa».

Además de socio, el León belga es miembro de tres peñas del Athletic, la Piru Gainza de Minglanilla (Cuenca), de Óscar de Marcos de Dos Hermanas (Sevilla) y Euskal Lions de Bilbao. Esta situación le anima a pedir una «reflexión» a los aficionados rojiblancos sobre «las desventajas que sufren los peñistas que están lejos de Bilbao y tienen un gran sentimiento rojiblanco».

Redondo añade que «gastan energías, tiempo y dinero para animar al Athletic» y sin embargo no reciben «ni siquiera diez, veinte o cuarenta localidades para estos partidos», mientras hay socios que «dan a sus amigos entradas que les han correspondido en el sorteo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios