Athletic

El perdón de Dani García

«Una decisión mala por mi parte nos costó caro en un partido que nos jugábamos mucho», lamenta el futbolista de Zumarraga, en referencia a su fallo contra el Granada

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Dani García ha entonado el mea culpa. El jugador de Zumarraga ha publicado un mensaje en las redes sociales para lamentar el error cometido en la primera parte y que permitió al Granada adelantarse en el duelo del martes frente al Athletic. En una actitud pocas veces vista en el fútbol profesional, el centrocampista reconoce su error y anima a seguir hacia delante en busca de una clasificación europea que cada vez resulta más complicada a falta de dos partidos para el final del ejercicio.

«Cada segundo de un partido es una toma de decisión, una decisión mala por mi parte nos costó caro en un partido que nos jugábamos mucho! ¡Seguiremos luchando hasta el final!», lanzó el deportista rojiblanco, uno de los fijos en la alineación de Marcelino y que en los últimos tiempos ha tenido que lidiar con unos problemas en el pubis.

Minuto 35 del duelo del martes en Los Cármenes. Unai Simón le pasa la pelota a Dani García. El futbolista guipuzcoano toca el balón con la izquierda, el control se le va un poco largo en dirección a la meta vizcaína. Y Collado, más listo, le roba la pelota; para algunos en falta, no así para el colegiado del encuentro, Sánchez Martínez... Tenía más opciones el medio centro. Por supuesto, menos arriesgadas. Mucho menos, como ceder el balón a Dani Vivian, que estaba solo. Pero él se complicó y el jugador del Granada, formado en el Barcelona, le birló el esférico, combinó con su compañero Uzuni en el área y anotó.

A partir de ahí, el encuentro se puso cuesta arriba para el Athletic. Es cierto que ese fallo de Dani García provocó que el Granada se pusiera por delante, pero tampoco es que sus compañeros estuvieran demasiado atinados para empatar el encuentro. Un dato: los bilbaínos solo lanzaron una vez a puerta hasta el empujón final en el que Raúl García estrelló una pelota en el palo de Maximino.

Pero lo que quedó es ese error que enterró las opciones vizcaínas y dio alas a un Granada que se juega la vida. Los compañeros de Dani García emplearon el mensaje para apoyarle. Lo hizo, por ejemplo, Yuri Berchiche y también Iñigo Martínez.