Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

¿El Athletic se emancipa?

El PNV se ha quedado fuera de juego en las elecciones del club de Ibaigane, ante una masa social que sigue al equipo como un 'compromiso religioso'

Aficionados del Athletic en San Mamés el pasado mes de diciembre./LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Aficionados del Athletic en San Mamés el pasado mes de diciembre. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Pedro Ontoso
PEDRO ONTOSO

Cuando debatimos en el aula el papel del periodismo como conciencia crítica de la sociedad a mis alumnos les llama la atención que les recuerde un aserto popular que advierte de que en Bizkaia hay que tener mucha sensibilidad a la hora de criticar al PNV, al Athletic y a la Virgen de Begoña. Por lo que representan. Política, fútbol y religión. Es un trigémino simbólico que he vuelto a recuperar estos días con ocasión del relevo en la presidencia del club de Ibaigane. Pese a que la ejecutiva jeltzale del territorio vizcaíno señaló con el dedo quién era su candidato bien amado, Uribe-Echevarría, los socios se han decantado por Elizegi, lo que no deja de ser un claro acto de indisciplina social. Es cierto que el restaurador forma parte de la comunidad nacionalista, pero también lo es que se trata de un satélite autónomo que orbita a su aire en ese universo ideológico. ¿Se trata de un acto de emancipación?

 

Fotos