El Athletic abrirá la Copa contra el Huesca

El Athletic abrirá la Copa contra el Huesca

El partido de ida será en San Mamés y el de vuelta, en El Alcoraz, donde ya ha habido cambios en el banquillo

ROBERT BASCI

El Athletic abrirá su participación en la actual edición de la Copa del Rey contra el Huesca, equipo al que ya se ha enfrentado en la Liga y con el que volverá a verse las caras en el torneo del k.o. A los rojiblancos podía haberles tocado un Segunda o un Primera, por aquello de no contar con el salvavidas europeo. Finalmente, el sorteo celebrado en la Ciudad del Fútbol de las Rozas les ha emparejado con el conjunto oscense, recién ascendido a la élite. Al tratarse de dos equipos de la misma categoría, el orden de la eliminatoria se ha fijado de acuerdo con el orden de la extracción de las bolas. El choque de ida en San Mamés aún no tiene fecha. El partido debería celebrarse entre el 30 de octubre y 1 de noviembre; pero los conciertos de la gala MTV obligarán a buscar un día alternativo. Una circustancia ya conocida por la Real Federación Española de Fútbol y La Liga. El de vuelta será en El Alcoraz (4, 5 o 6 de diciembre). El rival de los bilbaínos atraviesa por un momento delicado en la Liga y que ya ha cesado a su entrenador Leo Franco y ha nombrado como nuevo técnico a Francisco, quien se estrenará el domingo en casa ante el Espanyol.

Será la primera vez que el Athletic y el Huesca se enfrenten en la competición copera, con la que los rojiblancos quieren reconciliarse después de su bochornosa actuación en la pasada edición, cuando cayeron eliminados en las primeras de cambio ante el modesto Formentera, que luego descendió a Tercera. El choque frente a los oscenses se producirá justo después del compromiso liguero ante el Valencia en San Mamés y antes de la visita al Espanyol. Los hombres de Eduardo Berizzo afrontan ahora un tramo de calendario muy intenso –tres encuentros en apenas seis días– que deberán resolver de forma satisfactoria si quieren pegar un estirón en la clasificación y luego pensarán en la tropa de Francisco, que en estos momentos es colista de Primera División con solo cinco puntos.

Uno de ellos los consiguió precisamente en San Mamés, cuando el cuadro aragonés logró levantar un 2-0 y firmar la igualada gracias a los goles de Miramón y Chimy Ávila. En aquel momento, en la segunda jornada, el Huesca daba una buena impresión y nada hacía presagiar lo que iba a ocurrir después. Tras estrenarse con una victoria en Ipurua (1-2) y el empate en La Catedral, el equipo entrenado entonces por Leo Franco y asistido por el exrojiblanco Pablo Orbaiz cayó en barrena y no volvió a ganar. Solo sumó un punto más –contra el Girona– y perdió el resto, una mala racha que le costó el puesto al argentino y a su cuerpo técnico a raíz de la derrota con el Valladolid. Ahora, clavados en el fondo de la tabla, su prioridad es la Liga pero esto no significa ni mucho menos que tirarán la Copa, y menos ante un histórico y grande como el Athletic que llevará mucha gente a las gradas de El Alcoraz.

Los emparejamientos.
Los emparejamientos.

Etxeita y Mikel Rico

El Athletic intentará allanar el camino en San Mamés y viajar con un buen resultado a Huesca, aunque los partidos estarán separados por una brecha de más de un mes que convierte en imprevisible el comportamiento de ambos equipos en el choque de vuelta. Una larga espera que invita a la prudencia y que anula cualquier análisis más o menos fundamentado y ordenado debido al momento en el que podrían encontrarse ambos equipos en diciembre. Un mes en el que la meteorología también será un factor a tener en cuenta ya que se da por hecho que hará frío en la ciudad y que las pistas de esquí cercanas –si están en funcionamiento– podrían llevar a muchos vascos a escaparse un rato a El Alcoraz. El Huesca será el cuarto rival aragonés de los bilbaínos en toda la historia de la Copa, después del Zaragoza (nueve enfrentamientos), Binéfar (una) y Arenas de Zaragoza (una).

Así que los hombres de Berizzo volverán a medirse al conjunto en el que milita como cedido Xabi Etxeita y que pujó fuerte en verano por Mikel Rico, aunque la operación no llegó a concretarse porque el técnico argentino dijo al de Arrigorriaga que contaba con él y que quería tenerle a su lado. Ocurrió en la recta final del mercado estival, pero de momento el centrocampista solo ha dispuesto de diez minutos contra el Real Madrid en lo que va del campeonato. En cualquier caso, el Athletic lleva desde 2013 sin abrir la Copa contra un Primera porque al jugar en Europa se emparejaba fundamentalmente con clubes de Segunda B –Formentera, Racing, Linense, Alcoyano...–. Por cierto, hace cinco años tocó el Celta y los bilbaínos superaron la eliminatoria y llegaron hasta cuartos, ronda en la que cayeron eliminados frente al Atlético.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos