Williams: «Somos el Athletic. Nada es imposible»

El rojiblanco fija como objetivo estar en Europa y meter más goles en el plano personal

JUAN PABLO MARTÍN

Ya son cuatro semanas de trabajo, pero las ganas pueden más que el cansancio. El Athletic está en plena construcción y los jugadores tienen asumido que se encuentran en una fase importante a la hora de agradar al nuevo técnico y de ganarse un puesto. Berizzo toma nota de todo. Iñaki Williams lo tiene claro. Lo ocurrido la campaña pasada tiene que servir para aprender y necesitan mirar hacia el futuro. La plantilla ha renovado su «ilusión» y quiere contagiarla a la afición. Una buena forma de conseguirlo sería firmar una campaña en la parte alta de la tabla, y el jugador tiene entre ceja y ceja la competición continental. «Nos gustaría volver a jugar en Europa. Sabemos que es complicado, pero somos el Athletic y nada es imposible. Años anteriores ya hemos estado ahí, por lo que el objetivo es estar entre los seis primeros e intentar acabar o más arriba posible», señala.

La clave para ello también es clara. «Hay que saber sufrir y seguir trabajando para alcanzarlo», añade. Un claro reflejo de ello es la pretemporada que ha diseñado el técnico de Cruz Alta. Ya son muchos entrenamientos consecutivos con un nivel de exigencia elevado y ninguno de los jugadores está dispuesto a ceder un ápice. «Las sesiones son de mucha intensidad y la gente esta yendo al límite. El técnico es nuevo y todos estamos dando un plus de más porque todos queremos jugar de inicio el día 20», destaca.

Williams ha jugado en distintas posiciones en los partidos amistosos que llevan disputados –de extremo en las dos bandas y de nueve– y se ha visto «cómodo». «El entrenador quiere mucha movilidad arriba. Nada de gente estática. Los que ocupamos esas posiciones somos rápidos y ese es el fútbol que le gusta. Me puedo adaptar a cualquiera de las posiciones», apunta.

Destaca que siempre ha aprendido algo de «todos los buenos entrenadores que he tenido», y que el argentino también le está ayudando mucho en los entrenamientos «a desmarcarme y elegir los momentos para hacerlo. Creo que va a ser un gran año en el que vamos a aprender muchísimo y vamos a disfrutar todos», apunta.

Más asistencias

En el plano personal también quiere más. «Al delantero se le piden goles y yo juego en las posiciones de ataque, por lo que soy el primero que quiere meterlos», ratifica. Por ello, incrementar la cifra que consiguió el año pasado –siete en Liga y tres en UEFA– es el listón que se ha marcado. «También intentaré dar más asistencias y ser mejor jugador al final del campaña», añade.

Es un jugador joven y es consciente de que todavía tiene que pulir diferentes aspectos de su juego además de la efectividad cara a puerta. «Tengo muchos defectos como en el juego aéreo, pero con trabajo estoy seguro de que todo va a salir mejor», admite. De momento hay que aportar el máximo para que el arranque de la temporada sea bueno. Ser mejores día a día. «En esta dinámica seguro que todo irá bien», destaca.

Raúl García entrena con normalidad

Raúl García se ha ejercitado con normalidad junto a sus compañeros parece que una vez ya superada la lesión muscular leve que sufrida hace unas semanas. Con la recuperación del navarro, Iñigo Martínez es el único jugador de baja en el equipo rojiblanco. El de Ondarroa, que también arrastra una lesión muscular, aunque más severa que la de Raúl, estuvo ausente de la sesión pero podría reincorporarse a la actividad junto a sus compañeros la próxima semana.

En el entrenamiento del jueves, al contrario que en el del martes, en que trabajó sobre todo el apartado defensivo, Berizzo ha hecho especial hincapié en el juego de ataque con ejercicios que buscaban la superioridad de los delanteros para la finalización de las jugadas ofensivas.

El 'Toto', que utilizó dos campos, también ha mantenido una charla con Iker Muniain, quien apunta a jugador clave en la creación del juego en el medio campo, antes de terminar la sesión con partidillos entre tres equipos y cuatro porterías.

El Athletic volverá a ejercitarse el viernes, por la mañana (10:00 horas). Un entrenamiento programado a puerta cerrada previo a los nuevos amistosos de preparación a los que tendrá que hacer frente el fin de semana. El primero de ellos el sábado, en el Stadium Gal de Irun (18:15) ante la Real Sociedad en la Euskal Herria Txapela, el partido que mide a los dos mejores equipos vascos en los derbis de LaLiga de la temporada pasada.

Tras ese encuentro, la expedición rojiblanca se trasladará en avión hasta Fráncfort desde la localidad francesa de Biarritz para participar el domingo en Mainz (Alemania) en la Opel Cup. Es un triangular de partidos de 45 minutos en los que el Athletic disputará los dos primeros ante la Fiorentina (13:00) y el local FSV Mainz 05 (14:05).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos