La señora Renteria, de 98 años, niña de la guerra, observa la exposición. / Yvonne Iturgaiz

El Athletic recuerda la historia del 'Habana'

La inauguración de la muestra sobre los niños vascos refugiados en Inglaterra en 1937 se convierte también en un acto de solidaridad con Ucrania

Jon Agiriano
JON AGIRIANO

El museo de San Mamés acoge una exposición imprescindible para cualquier persona interesada en el Athletic, en el fútbol o, sencillamente, en las bellas historias de «carácter humano», como se decía en otros tiempos. Teniendo en cuenta que sentir interés por estas tres cuestiones a la vez es algo de lo más natural, no es de extrañar que la inauguración ayer de la exposición 'Los niños del 37 en el Reino Unido' se convirtiera en un acto muy concurrido y emotivo. Asistieron, entre otros, el presidente del Athletic y varios de sus directivos; Carlos Sergio y Begoña de Ibarra, director de Deportes y directora general de Cultura de la Diputación de Bizkaia, respectivamente, e Idoia Mendia, vicelehendakari, que en un breve encuentro con los medios quiso recordar la figura de Juan Gracia Colás, consejero de Asistencia Social en el Gobierno de José Antonio Aguirre que organizó aquella evacuación.

Existía ayer, además, una desagradable circunstancia que añadía valor y vigencia a esta nueva exposición del museo rojiblanco, que fue presentada por su director, Asier Arrate. Y es que la causa de que el Gobierno vasco organizase en plena Guerra Civil la evacuación de más de 20.000 niños vascos a diferentes países no fue otra que el bombardeo de Gernika, un tipo de masacre a la población civil que, 85 años después, se está repitiendo en Ucrania. Fue inevitable, por tanto, que tanto Aitor Elizegi como Carmen Kilner, presidenta del Basque Children of 37 UK, y Manu Lezama, hijo de Raimundo Pérez Lezama, tuvieran en sus intervenciones palabras de solidaridad hacia el pueblo ucraniano.

Boga, boga

La historia del 'Habana', el vapor que llevó a 3.682 niños vascos a Inglaterra el 21 de mayo de 1937, es conocida, sí, pero mucho menos de lo que merece. De manera que siempre es bueno volver a ella. Los interesados tienen a su disposición un documental magnífico del programa 'Informe Robinson', titulado precisamente 'Los niños del Habana', cuyas imágenes se proyectaban ayer en la sala de exposiciones. En ellas se hacía hincapié de un modo especial en Raimundo Pérez Lezama, el mítico portero rojiblanco de la década de los cuarenta; en Sabino Barinaga, leyenda del Real Madrid y autor del primer gol marcado en el Santiago Bernabéu, y en Emilio Aldecoa, que estuvo dos temporadas en el Athletic antes de fichar por el Valladolid y el Barcelona. Ellos fueron, junto a los hermanos Gallego Gardey, que hicieron su carrera en Inglaterra, los mejores futbolistas entre aquellos niños que llegaron, mareados, curiosos y confundidos, al puerto de Southampton, desde donde los trasladarían al campo de refugiados North Stoneham.

La exposición contiene fotos, documentos y objetos de interés. Hay imágenes enternecedoras de niños cortándose el pelo para evitar los piojos, bailando al corro de las patatas, jugando al fútbol, lanzándose baldes de agua, mostrando las señales de vacunas en sus brazos. También se ven dibujos infantiles, rematadamente tristes, de casas y aviones de guerra lanzando bombas. El interesado en las cosas del fútbol disfrutará con la indumentaria de Lezama: camiseta verde, medias azules, rodilleras de buen algodón, botas... Sorprende el estado de conservación del equipaje de aquel niño de Barakaldo que sólo un año después de llegar a Inglaterra ya fichó por el Southampton. Lezama y Aldecoa aparecen juntos en una foto de la alineación del Athletic en un partido contra el Valencia el 21 de noviembre de 1948. Aquellos niños, cuya estancia fue sufragada por la sociedad civil inglesa -el Gobierno británico se desentendió de la cuestión- solían recaudar dinero haciendo obras de teatro como 'La princesa Carmencita' y cantando. La canción más solicitada era el 'Boga, boga', cuya partitura destaca en una pequeña vitrina con una explicación: Sailors song from Vizcaya.

Los datos

  • 3.682

    Esta es la cifra de niños vascos que se embarcaron rumbo a Inglaterra el 21 de mayo de 1937.

Futbolistas

Cinco niños, Lezama, Aldecoa, Barinaga y los hermanos Gallego Gardey, llegaron a profesionales.