El futuro asoma en el presente

Poderoso. Peru Nolaskoain, mediapunta y centrocampista, debutó como central y lo hizo con un gol en el minuto 27. /Luis Ángel Gómez
Poderoso. Peru Nolaskoain, mediapunta y centrocampista, debutó como central y lo hizo con un gol en el minuto 27. / Luis Ángel Gómez

Iñaki Lafuente y Andoni Goikoetxea analizan el debut y las figuras de Unai Simón y Peru Nolaskoain, dos promesas muy reales

ROBERT BASICBilbao

Unai Simón y Peru Nolaskoain debutaron el lunes con victoria en San Mamés y los dos perfumaron el ambiente con un aroma agradable, de recuerdo. El portero tuvo poco trabajo, nada pudo hacer en el gol del Leganés y de repente atrajo todas las miradas con una intervención de campanillas y que salvó al Athletic de un 1-2 y quién sabe si de la derrota. Sacó una mano providencial -puro reflejo- y evitó lo que Ojeda y el banquillo visitante ya celebraban como ventaja en el marcador. Aproximadamente 50 minutos antes, y en la misma portería, el mediapunta reconvertido en central abrió la lata con un gran cabezazo anticipándose a Ezequiel. El guipuzcoano, de 19 años, sustituto del lesionado Iñigo, soñaba con los ojos abiertos y caminaba por las nubes.

Los dos agradaron en su puesta de largo y apuntaron que se puede contar con ellos, que están más en el presente que en el futuro, pero conviene tener los pies en el suelo y tener paciencia con ellos porque acaban de llegar al mundo de los adultos. «No hay palabras para describir las sensaciones vividas», dejó escrito Nolaskoain en las redes sociales. «Yo estoy a lo mío, a mi juego», declaró Simón a la web del club. Los exrojiblancos Iñaki Lafuente y Andoni Goikoetxea analizan el perfil de las dos jóvenes promesas.

«Unai Simón es un portero moderno, ágil y con recorrido para formarse»

«Unai Simón es un portero moderno, ágil y con recorrido para formarse» Iñaki Lafuente

Unai Simón llegó al Athletic en 2010 procedente del Aurrera de Vitoria y se integró en la estructura de los cadetes. Ocho temporadas después, y a sus 21 años recién cumplidos, se vio reclamado de repente por su club para ponerse bajo los palos de San Mamés y debutar ante el Leganés casi por sorpresa, sin siquiera disponer de un tiempo prudencial para encajar la buena noticia y digerirla. «Supo estar a la altura de las circunstancias. La situación no era nada fácil para él y dio un paso al frente», resume Iñaki Lafuente, exguardameta rojiblanco y ahora preparador de porteros en el Barakaldo. El hombre que estuvo nueve temporadas en el Athletic y defendió su escudo en 151 encuentros oficiales traza un preciso perfil del vitoriano, cedido en el Elche y que solo tres semanas después fue repescado por Ibaigane debido a los problemas con la renovación de Alejandro Remiro. «Tenía la mente en el Elche, en empezar bien su andadura en Segunda A, y en cinco días pasó a ser titular en San Mamés. No es algo fácil de llevar. Consiguió sobreponerse a una situación nada sencilla», resalta el de Retuerto, quien pide no perder la perspectiva y dejar que el chaval siga desarrollándose en Lezama.

Especialistas consultados hablan de un portero bueno técnicamente, coordinado y con un más que aceptable juego de piernas. Eso sí, coinciden en la necesidad de transmitirle tranquilidad y darle partidos para coger confianza. Lafuente suscribe estas reflexiones e invita a ser «pacientes y cautos» con un chaval que ha entrado en el mundo de los adultos. «Seamos prudentes y tengamos en cuenta que el año pasado jugaba en Segunda B y que hace poco le cedieron al Elche con el objetivo de sumar minutos en Segunda A; ahora de repente está en Primera. Condiciones tiene, pero hay que ir con calma. Él debe saber que le queda un recorrido por formarse y los demás ser conscientes de que acaba de llegar».

Lafuente define a Simón como un portero de «mucha envergadura, ágil y con reflejos. Es el prototipo de lo que últimamente sale de Lezama», subraya, en referencia también a Remiro y Kepa. «Uno tiene que madurar de repente por circunstancias -advierte- y a Unai se le presentó la oportunidad y dio un paso al frente». Los que le conocen dicen además que es inteligente, serio y que no se pone nervioso bajo los palos. Aseguran que psicológicamente está preparado para defender la portería del Athletic.

Sonrisas. Unai Simón aplaude a la grada junto a sus compañeros tras el agónico triunfo ante el Leganés.
Sonrisas. Unai Simón aplaude a la grada junto a sus compañeros tras el agónico triunfo ante el Leganés. / Manu Cecilio

El dato

8
años lleva en Lezama Simón, que llegó del Aurrera de Vitoria.

«Metió el gol y pregunté: '¿Cuidado, quién es ese?'»

«Metió el gol y pregunté: '¿Cuidado, quién es ese?'» Andoni Goikoetxea

Peru Nolaskoain solo acredita tres temporadas de antigüedad como rojiblanco y a sus 19 años ya ha debutado con el primer equipo en San Mamés; y no solo eso, sino que marcó el día de su puesta en largo ante casi 39.000 espectadores. En 2015 dejó el Antiguoko y aterrizó en los juveniles del Athletic, al curso siguiente ascendió al filial -sin pasar previamente por el Basconia- y hace unos meses jugó el play-off de ascenso a Segunda A, pero los muchachos de Garitano no pudieron con el Villarreal B. Todo este recorrido lo ha hecho como centrocampista e incluso como mediapunta, y entonces Eduardo Berizzo irrumpió en su vida. Quiso que hiciera la pretemporada con él y le reconvirtió en central, posición en la que se estrenó como titular ante el Leganés por la lesión de Iñigo y se lució además con una magnífica diana. «Vi a un jugador alto y fuerte. Metió el gol y pregunté: '¿Cuidado, quién es ese?'», relata Andoni Goikoetxea, uno de los grandes central del Athletic y un hombre al que el guipuzcoano transmite buenas sensaciones.

«Fue una sorpresa verle en el once titular. Le seguía desde el año pasado y le vi jugar como centrocampista en la eliminatoria contra el Villarreal B. Yo también empecé como interior izquierda y acabé como central. Podían haber jugado Yeray y Núñez -el portugalujo le gusta, aunque subraya que debe mejorar en los pases y los remates cuando busca la portería rival-, pero salió él. Cuando marcó pregunté quién era; Peru Nolaskoain», recibió por respuesta. «Me quedé con la copla. No fue un gol de salto, sino de anticipación, colocación y valentía. Es algo intrínseco del propio espíritu del jugador. El olfato de atacante no se pierde», recuerda el hombre que disputó 13 temporadas como rojiblanco, completó 369 partidos y anotó 44 tantos, un defensa muy goleador, además de ganar dos Ligas, una Copa y una Supercopa. «Me parece un futbolista interesante», dice sobre el de Zumaia.

Goikoetxea asegura que Nolaskoain «recordará el debut toda su vida» y que la imagen del gol «no la olvidará jamás». Preguntado por su perfil como central, el exrojiblanco destaca la sencillez en la que envolvió su fútbol. «No se complicó. Lo mejor es hacerlo fácil, que no se te note, sobrio. Es jugar de libro. No complicarse con pases horizontales que pueden revertir en peligro». En este punto recordó que el regreso de Iñigo está próximo y planteó la posibilidad de «jugar con tres centrales, porque De Marcos y Yuri son muy ofensivos».

El dato

19
años tiene Nolaskoain y solo lleva tres vestido de rojo y blanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos