El Athletic abrirá la Liga contra el Barcelona y la cerrará en Granada

El Athletic-Barça abrirá la Liga para los rojiblancos. /EC
El Athletic-Barça abrirá la Liga para los rojiblancos. / EC

Los rojiblancos recibirán a los blaugrana en la primera jornada, a la Real Sociedad en la tercera y jugarán tres derbis seguidos en febrero, que darán paso a un duro tramo del calendario

ROBERT BASIC

El Athletic ya conoce su hoja de ruta en la Liga 2019-2020. El camino es sinuoso, con numerosas aristas, que alternan picos y falsos llanos en una competición cada vez más compleja y exigente y en la que el dinero de las televisiones permite a los 'modestos' –este término irá cayendo en desuso poco a poco– firmar internacionales y enseñar los dientes hasta a los más poderosos. El mismo día en el que los hombres de Gaizka Garitano vuelven al trabajo se ha sabido el calendario del torneo que premia a los más regulares y expulsa a los inconstantes. Los rojiblancos abrirán el curso por todo lo alto y ante un gigante como el Barcelona, que visitará San Mamés en la primera jornada (17 o 18 de agosto), mientras que lo cerrarán ante el Granada en Los Cármenes el 24 de mayo de 2020. El comienzo va a ser duro porque el 1 de septiembre –tercer partido– habrá derbi frente a la Real Sociedad en La Catedral, justo antes del primer parón liguero. Los bilbaínos vivirán así dos encuentros especiales en apenas un par de semanas que prometen emociones fuertes en el estadio, que normalmente registra grandes entradas cuando toca medirse a estos dos rivales.

Al igual que en la pasada temporada, el calendario es asimétrico por lo que el orden de los enfrentamientos cambia de una vuelta a otra. Sería aventurado hablar de los mejores y peores tramos del almanaque, configurado esta tarde en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, aunque a priori la segunda parte de la Liga presenta mayores dificultades para el Athletic debido a la concentración de encuentros de alta exigencia y de compromisos ante los equipos vecinos. Los vizcaínos descorcharán el torneo ante el vigente campeón, luego visitarán al Getafe, recibirán a la Real Sociedad y, una vez terminado el parón, se medirán al primero de los tres recién ascendidos, en este caso al Mallorca. Justo después llegará el turno del segundo derbi de la campaña. Los hombres de Garitano abrirán las puertas de San Mamés al Alavés, en la quinta jornada, que en principio está programada para el 22 de septiembre. En cualquier caso, todas las fechas asignadas son provisionales y podrían sufrir variaciones.

El calendario ha sido confeccionado con una combinación de cinco números que al final ha configurado una fórmula entre las 100.000 posibles. El presidente del Athletic, Aitor Elizegi, ha sido el encargado de extraer la primera bola del sorteo y de dedicar unas palabras a Koldo Aguirre, uno de los grandes mitos del club fallecido a los 80 años. «Lo ha sido todo. Ha escrito décadas de historia», ha subrayado el máximo representante rojiblanco, quien no ha querido hablar de sus preferencias en cuanto al orden de los partidos y se ha limitado a decir que «es un privilegio ir a San Mamés cada dos semanas». El ordenador ha hecho el resto y ha determinado que, más allá del comienzo, los bilbaínos irán al Wanda en la jornada diez (27 de octubre), recibirán a Osasuna en la decimocuarta (24 de noviembre) y afrontarán una complicada clausura de la primera vuelta: Betis, Eibar, Real Madrid y Sevilla. Tres de estos cuatro encuentros se jugarán fuera de casa –ante los verdiblancos, 'merengues' (22 de diciembre) y andaluces–, los dos últimos de forma consecutiva.

Tramo muy duro

A mediados de enero, el Athletic desprecintará la fase decisiva del campeonato y lo hará contra el Celta en San Mamés. Lo más significativo de este tramo se localiza entre las jornadas 23 y 25, cuando los hombres de Garitano encadenarán tres derbis: Real Sociedad, Osasuna y Alavés. Todos estos choques se jugarán en febrero y dos de ellos en Anoeta y Mendizorroza. Luego habrá una pequeña tregua, muy corta, de apenas un par de semanas, y entonces los rojiblancos deberán apretar los dientes para morder con fuerza en un póquer de encuentros que conjugan condimentos especiales y máxima exigencia. Entre el 15 de marzo y 12 de abril, los bilbaínos recibirán al Atlético, competirán en Ipurua, harán de anfitriones al Betis y viajarán al Camp Nou, donde llevan 18 años sin ganar en la Liga. Tras medirse con el Mallorca en casa, los de Garitano afrontarán otros tres desafíos ante Valencia, Real Madrid y Sevilla.

A los calendarios, como a otras tantas cosas, los carga el diablo y habrá que ir con pies de plomo. El Athletic conoce su camino y sus peligros. La mejor forma de superarlos es con las ideas claras y buen fútbol. También sabe que la final de la Copa se juega el 18 de abril, un evento que, por muchas complicaciones que presente, y las presenta, siempre debe estar marcado en rojo en su hoja de ruta.

Información relacionada