Beñat no entrena y se perderá el primer amistoso

Beñat,en el entrenamiento del lunes con Dani Garcia. /Jordi Alemany
Beñat,en el entrenamiento del lunes con Dani Garcia. / Jordi Alemany

Iñigo Martínez sigue con su plan de adaptación y tampoco estará este sábado en Gobela para enfrentarse al Arenas

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Beñat Etxebarria no jugará este sábado el primer amistoso de esta pretemporada del Athletic. El centrocampista vizcaíno se retiró el jueves antes de tiempo por unas molestias el aductor y este viernes no se ha entrenado con el resto de compañeros. ¿Qué supone? Que no estará en el estreno de los encuentros para el cuadro de Garitano este sábado en Fadura contra el Arenas (12 horas). Tampoco participará Iñigo Martínez, que continúa con su proceso de adaptación gradual al trabajo y este viernes por la mañana no ha salido al exterior de las instalaciones de Lezama. Comenzó a trabajar el lunes, pero aún no se ha acoplado al grupo. Lekue, lesionado, y Simón y Núñez, todavía con permiso, tampoco pisarán el césped getxotarra para un duelo en el que el técnico de Derio tendrá que hacer una criba de futbolistas, ya que ahora cuenta con 24 más tres porteros. La idea, como suele ser habitual, es dar 45 minutos a los profesionales.

Beñat se retiró el jueves antes de la sesión. Sintió molestias en el aductor, una sobrecarga producto del trabajo de estas primeras jornadas de pretemporada. En principio, no es nada grave, pero se le someterá a pruebas este viernes. No estará en la lista para Getxo, ni tampoco Iñigo, ni Lekue, ni Guruzeta, y es muy probable que el mister prescinda de Andoni López y Ganea.

Los dos saben que tienen que buscarse equipo. Se lo comunicó el club antes de iniciar la pretemporada, pero ellos siguen con el Athletic. La competencia es dura en el lateral izquierdo y no disponen de sitio. López dispone de ofertas del Deportivo y del Elche. Ganea, por su parte, interesa al Mirandés y al Cádiz. Sí estará Nolaskoian. También es uno de los que saldrá cedido, pero acudirá al stage alemán por la ausencia de Iñigo y Núñez, que aún deben coger ritmo. Habrá más descartes, pero todavía hay tiempo.