Berchiche se sentó en el césped mareado en cuanto se señaló el descanso ante el Celta. / EL CORREO

Berchiche entrena con normalidad tras irse del campo mareado ante el Celta

El lateral izquierdo del Athletic se reincorpora al grupo y podría estar en el once ante el Valencia

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO Lezama

Yuri Berchiche (Zarautz, en febrero cumple 31 años) se ha ejercitado hoy con sus compañeros tras sufrir mareos ante el Celta que obligaron a sustituirle en el descanso. Era la segunda vez seguida en la que era revelado por el mismo motivo. Le sucedió lo mismo en el partido anterior ante el Celta.

El lateral izquierdo ha realizado la sesión completa, por lo que apunta a estar en el once ante el Valencia del sábado (14.00 horas) si no sufre nuevos problemas.

Berchiche dio positivo en coronavirus el 9 de octubre. Regresó con 8 minutos en Pamplona el día 24 y jugó los 90 minutos ante el Valladolid y el Sevilla. Sin embargo, ante el Getafe fue relevado en el 49. Se sospechaba que era un problema de pubalgia, pero Gaizka Garitano reveló que sufrió mareos.

La pasada semana entrenó con normalidad, pero los problemas se reprodujeron ante el Celta. Solo aguantó 45 minutos y dejó su sitio a Mikel Balenziaga. Algo empezó a ir mal en un saque de banda poco antes del descanso, cuando el guipuzcoano se tomó su tiempo para ejecutarlo. Las sensaciones eran malas y se confirmaron cuando el árbitro decretó el final de la primera parte. El de Zarautz se sentó, bajó la cabeza y enseguida fue atendido por los servicios médicos. Se retiró del campo con aspecto de mareado y una manta por encima para protegerle del frío.

«No es solo pasar la Covid y listo. Yuri la tuvo y estamos tratando de averiguar si sus problemas físicos tienen relación o no. Hay casos diferentes y puede ser que algunos sigan teniendo algún efecto secundario de la enfermedad«, dijo Gaizka Garitano.

«Estamos preocupados. No termina de arrancar. Pasó el coronavirus y se está haciendo pruebas. El otro día entrenó con buenas sensaciones, pero al final de la primera parte se sintió indispuesto. Esperemos que no sea nada«, añadió el entrenador.