Borrar
Berenguer, el regateador que nunca se esconde
Los 25 elegidos para cumplir el sueño

Berenguer, el regateador que nunca se esconde

Serie sobre la trayectoria de los jugadores del Athletic que jugarán la Final de Copa e intentarán lograr el título más querido

Lunes, 1 de abril 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Álex, ¿te imaginas que...?

Aquel chico revoltoso y con arrojo tenía muy claro desde pequeño que iba a ser futbolista. No había plan b. Asombró en Osasuna y Torino por su facilidad para desbordar a los contrarios. Hoy, en su cuarta temporada, es muy consciente de lo que significaría cumplir el sueño de todos los athleticzales.

Barañain, 04/07/1995

Debut: 04/10/2020

Altura: 1,75 m

Centrocampista

Temporadas: 4

Partidos: 159

BARAÑAIN (NAVARRA)

Álex era un niño muy movido y echado para adelante. Desde aquellos primeros años en el Lagunak tenía las cosas muy claras. A los diez ya estaba en Tajonar.

Se notaba el desparpajo de aquel niño cada vez que encaraba a sus rivales.

Álex, o estudias o trabajas. Sin sacrificio no consigues nada.

Papá, voy a ser futbolista

¿Te imaginas que...?

Desde pequeño jugaba a pie cambiado por la banda izquierda.

Tras pasar por sus categorías inferiores, en la temporada 2014-15 debuta con Osasuna, y allí permanece tres campañas.

Hasta que decide probar suerte en la Serie A italiana.

En verano de 2017 llega a Italia.

Brilló en el Torino como extremo izquierdo a pesar de ser diestro y el Athletic se volvió a fijar en él. Así, en la temporada 2020-21 llegó a Lezama para reforzar el ataque rojiblanco. Debutó en San Mamés y marcó el primer gol en el triunfo ante el Levante.

Fue el segundo máximo goleador de aquella primera campaña tras Raúl García, a pesar de no ser delantero puro. El año siguiente se frenó en seco. Se obsesionó con el gol y pasó una mala racha.

A la hora de encarar al rival le gusta más partir desde el lado zurdo del ataque rojiblanco.

Su jugada más personal es la del desborde en carrera para buscar espacio y disparar a puerta.

Polivalencia en el ataque, puede jugar en los dos extremos o en la mediapunta. Su mayor virtud, el desequilibrio.

Esta temporada no está participando tanto como quisiera pero ha recuperado su juego y olfato goleador.

Barañain, 04/07/1995

Debut: 04/10/2020

Altura: 1,75 m

Centrocampista

Temporadas: 4

Partidos: 159

BARAÑAIN (NAVARRA)

Álex era un niño muy movido y echado para adelante. Desde aquellos primeros años en el Lagunak tenía las cosas muy claras. A los diez ya estaba en Tajonar.

Se notaba el desparpajo de aquel niño cada vez que encaraba a sus rivales.

Álex, o estudias o trabajas. Sin sacrificio no consigues nada.

Papá, voy a ser futbolista

¿Te imaginas que...?

Desde pequeño jugaba a pie cambiado por la banda izquierda.

Tras pasar por sus categorías inferiores, en la temporada 2014-15 debuta con Osasuna, y allí permanece tres campañas.

Hasta que decide probar suerte en la Serie A italiana.

En verano de 2017 llega a Italia.

Brilló en el Torino como extremo izquierdo a pesar de ser diestro y el Athletic se volvió a fijar en él. Así, en la temporada 2020-21 llegó a Lezama para reforzar el ataque rojiblanco. Debutó en San Mamés y marcó el primer gol en el triunfo ante el Levante.

Fue el segundo máximo goleador de aquella primera campaña tras Raúl García, a pesar de no ser delantero puro. El año siguiente se frenó en seco. Se obsesionó con el gol y pasó una mala racha.

A la hora de encarar al rival le gusta más partir desde el lado zurdo del ataque rojiblanco.

Su jugada más personal es la del desborde en carrera para buscar espacio y disparar a puerta.

Polivalencia en el ataque, puede jugar en los dos extremos o en la mediapunta. Su mayor virtud, el desequilibrio.

Esta temporada no está participando tanto como quisiera pero ha recuperado su juego y olfato goleador.

Barañain, 04/07/1995

Debut: 04/10/2020

Altura: 1,75 m

Centrocampista

Temporadas: 4

Partidos: 159

BARAÑAIN (NAVARRA)

Álex era un niño muy movido y echado para adelante. Desde aquellos primeros años en el Lagunak tenía las cosas muy claras. A los diez ya estaba en Tajonar.

Se notaba el desparpajo de aquel niño cada vez que encaraba a sus rivales.

Álex, o estudias o trabajas. Sin sacrificio no consigues nada.

Papá, voy a ser futbolista

¿Te imaginas que...?

Desde pequeño jugaba a pie cambiado por la banda izquierda.

Tras pasar por sus categorías inferiores, en la temporada 2014-15 debuta con Osasuna, y allí permanece tres campañas.

Hasta que decide probar suerte en la Serie A italiana.

En verano de 2017 llega a Italia.

Brilló en el Torino como extremo izquierdo a pesar de ser diestro y el Athletic se volvió a fijar en él. Así, en la temporada 2020-21 llegó a Lezama para reforzar el ataque rojiblanco. Debutó en San Mamés y marcó el primer gol en el triunfo ante el Levante.

Fue el segundo máximo goleador de aquella primera campaña tras Raúl García, a pesar de no ser delantero puro. El año siguiente se frenó en seco. Se obsesionó con el gol y pasó una mala racha.

A la hora de encarar al rival le gusta más partir desde el lado zurdo del ataque rojiblanco.

Su jugada más personal es la del desborde en carrera para buscar espacio y disparar a puerta.

Polivalencia en el ataque, puede jugar en los dos extremos o en la mediapunta. Su mayor virtud, el desequilibrio.

Esta temporada no está participando tanto como quisiera pero ha recuperado su juego y olfato goleador.

Barañain, 04/07/1995

Debut: 04/10/2020

Altura: 1,75 m

Centrocampista

Temporadas: 4

Partidos: 159

BARAÑAIN (NAVARRA)

Álex era un niño muy movido y echado para adelante. Desde aquellos primeros años en el Lagunak tenía las cosas muy claras. A los diez ya estaba en Tajonar.

Álex, o estudias o trabajas. Sin sacrificio no consigues nada.

Se notaba el desparpajo de aquel niño cada vez que encaraba a sus rivales.

Papá, voy a ser futbolista

¿Te imaginas que...?

Desde pequeño jugaba a pie cambiado por la banda izquierda.

Tras pasar por sus categorías inferiores, en la temporada 2014-15 debuta con Osasuna, y allí permanece tres campañas.

Hasta que decide probar suerte en la Serie A italiana.

Brilló en el Torino como extremo izquierdo a pesar de ser diestro y el Athletic se volvió a fijar en él. Así, en la temporada 2020-21 llegó a Lezama para reforzar el ataque rojiblanco. Debutó en San Mamés y marcó el primer gol en el triunfo ante el Levante.

En verano de 2017 llega a Italia.

Fue el segundo máximo goleador de aquella primera campaña tras Raúl García, a pesar de no ser delantero puro. El año siguiente se frenó en seco. Se obsesionó con el gol y pasó una mala racha.

A la hora de encarar al rival le gusta más partir desde el lado zurdo del ataque rojiblanco.

Su jugada más personal es la del desborde en carrera para buscar espacio y disparar a puerta.

Polivalencia en el ataque, puede jugar en los dos extremos o en la mediapunta. Su mayor virtud, el desequilibrio.

Esta temporada no está participando tanto como quisiera pero ha recuperado su juego y olfato goleador.

Los 25 elegidos para cumplir el sueño

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios