Berizzo pide a sus jugadores «equilibrio emocional» para ganar el derbi

El entrenador rojiblanco apuesta por aportar «imaginación e inspiración» al juego./Reuters
El entrenador rojiblanco apuesta por aportar «imaginación e inspiración» al juego. / Reuters

El técnico del Athletic asegura que este tipo de partidos «son lo máximo para los aficionados» y que en Bilbao se vive esta semana un clima especial «que los jugadores lo notan por la calle»

IGOR BARCIA

Eduardo Berizzo afronta mañana su primer derbi vasco, pero el entrenador del Athletic no es en absoluto un desconocido en este tipo de partidos. De hecho, en la sala de prensa de Lezama, el de Cruz Alta se ha aplicado a la hora de demostrar sus conocimientos respecto a cómo se viven estos duelos entre rivales cercanos, como es el Athletic-Real Sociedad. Berizzo tiene claro que los sentimientos y la intensidad con la que se viven los derbis suelen jugar malas pasadas en la calidad del fútbol, por lo que ha recordado que es fundamental que los futbolistas no se dejen arrastrar por la pasión. «El derbi significa mucho para el futbolista, el entrenador y fundamentalmente para el aficionado. Uno, en estos partidos, debe encontrar el equilibrio emocional para estar a tope en cuanto a motivación», ha pedido.

En su trayectoria como futbolista, Berizzo se estrenó en este tipo de partidos con la camiseta de Newell's en el derbi de Rosario contra Central, para después vivir el clásico de Argentina entre su River Plate y Boca Juniors. Cuando el central dio el salto a México para jugar con el Atlas de Guadalajara, disputó el clásico tapatío contra los Chivas, y en su etapa española, de la mano del Celta jugó el derbi gallego por excelencia contra el Deportivo, que repitió en su etapa como entrenador. Al frente de un club también supo cómo se las gastan en Chile en el clásico del cobre, cuando su equipo –O'Higgins– jugó contra Cobreloa. Y aunque fue destituido justo antes de que el Sevilla se midiera al Betis, conoció de primera mano como se vive la rivalidad en la capital hispalense. Así que este mediodía, al ser cuestionado sobre el derbi vasco, Berizzo ha echado mano de sus conocimientos y su trayectoria para sentenciar que «no hay deferencia entre unos y otros. Todos significan lo máximo para cada aficionado, así que no es diferente en Argentina o España, para un aficionado su equipo es lo mejor que hay y cuando se enfrenta a su rival de siempre quiere vencerle. En el caso que nos ocupa, tiene una importancia máxima porque se enfrentan dos clubes con historia y deseos de vencer y ganar significa dejar muy feliz a nuestra gente».

En este sentido, Berizzo ha admitido que existe esta semana un clima de derbi en Bilbao que muchas veces se trata de minimizar y dotar a esos días previos al Athletic-Real de una aparente normalidad entre la afición rojiblanca. Según ha podido experimentar el técnico de Cruz Alta, esto no es así, puesto que ha asegurado en Lezama que ese clima especial «lo sienten los jugadores cuando caminan por la calle». Y al ser preguntado por si él lo ha notado, Berizzo ha afirmado que «lo noto, es una semana donde se nota la tensión y el futbolista se deja impregnar por las ganas de la afición». Es en este punto donde el entrenador del Athletic ha dejado claro el tipo de partido y rival que espera mañana, y que confía en que sus jugadores pongan un punto de distancia sobre la emotividad que se vivirá en las gradas. «Aunque han sufrido bajas, espero a un rival predispuesto a un partido de alto voltaje, porque el derbi significa mucho» para todos, así que ha recalcado ese deseo de encontrar un equilibrio en las emociones para que el Athletic ejecute de la mejor manera posible su plan de juego.

«Cumpliendo los plazos»

Asimismo, Berizzo ha declarado sentirse satisfecho con lo que está viendo de sus futbolistas a lo largo de estos seis partidos que se han disputado. «Creo que nos hemos desarmado 15 minutos contra el Villarreal. A partir del gol no jugamos ordenadamente, el resto nos hemos mantenido en nuestra línea, con nuestra estructura de juego. Hemos jugado bien mucho tiempo en cuatro partidos, y además lo que que nos pasa sabemos porqué nos pasa. Las soluciones son muy bien recibidas y estamos cumpliendo los plazos para jugar como queremos jugar. Mañana será una prueba, jugar nuestro plan de principio a fin, siempre con equilibrio», ha declarado el técnico argentino.

Berizzo ha aprovechado la victoria de ayer del Barcelona en Wembley para ensalzar el juego del Athletic en el Camp Nou –«debemos darle mucho valor a lo que hicimos después de lo que vimos ayer, porque le sujetamos con gran esfuerzo durante 45 minutos»–, y ha desgranado las cosas que a su juicio debe mejorar el equipo para crear más ocasiones y hacerse con los partidos. «Creo que hay que tener equilibrio, imaginación e inspiración, con movimientos asociados para encontrar desmarques acertados. Hasta ahora nos ha faltado eso, pero no es una cosa de difícil solución en cuanto a recursos técnicos o tácticos. Tenemos que elegir la mejor jugada», ha pedido a sus hombres. Y no se ha mostrado preocupado por la falta de gol de Williams, porque para él, lo importante es que «la insistencia de llegar a posiciones de gol le terminará dando los goles».

Respecto a la Real Sociedad, ha ensalzado el trabajo de Garitano en el Leganés y considera que «necesita tiempo para implantar su idea de juego», a la vez que ha admitido que las lesiones han obligado a los donostiarras a «ir sobreponiéndose, pero espero un rival duro porque tiene jugadores con calidad y con gol».

Por último, ha reconocido que la decisión de Remiro de no renovar con el Athletic «no cambia nada, es consecuencia de la posición de uno y otro. Tiene todo el derecho de decidir su futuro como el club de tomar decisiones sobre su plantilla».

Más información

 

Fotos

Vídeos