Berizzo: «Estamos preocupados»

Berizzo,en un momento del partido./Efe
Berizzo,en un momento del partido. / Efe

«Nuestro tema son los metros finales. No encontramos las situaciones de gol», asegura el técnico rojiblanco

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

Aunque taparse la boca con una mano para que las cámaras no detecten gestos ni permitan deletrear las palabras sea ya un hábito casi instintivo entre futbolistas y entrenadores, a Eduardo Berizzo se le olvidó a veces ocultar su enfado. Y durante el partido, mientras recorría apresurado la banda, sí se pudieron leer en sus labios algunas expresiones gruesas. De disgusto por algún que otro pase sin brújula. De mal genio. De decepción por la mala puntería en las escasas ocasiones que tuvo su equipo. Ya tras el encuentro y ante los micrófonos, el técnico argentino lamentó que un «descuido» en defensa rompiera «la buena primera parte» que había hecho el Athletic. Ese gol del Espanyol no tuvo respuesta. El 1-0 bastó para que la victoria se quedara en Barcelona. Berizzo destacó «la rebeldía» del Athletic para no resignarse en la segunda parte e ir en busca de ese tanto que nunca llegó.

Al equipo rojiblanco, de nuevo, le faltó pegada. «No hay recetas mágicas para llegar al gol, salvo la insistencia», apuntó Berizzo. El Athletic suma diez jornadas sin ganar, un dato histórico. Siente el vértigo de la clasificación, colgado al borde de los puestos de descenso. «La realidad es que estamos abajo. Hay que encontrar una manera sólida de jugar y a partir de eso ya llegarán los goles. Estamos preocupados porque queremos revertir esta situación. En el fútbol hay que aprender que la dureza mental es indispensable. Lo necesitamos para darle la vuelta a esto», reclamó.

Antes del partido, Berizzo ya se había confesado «preocupado». Y así seguía tras el encuentro. «Es preocupante no poder cristalizar el fútbol desarrollado. Hicimos mucho juego y tuvimos poco impacto en la red. Cuando el partido era nuestro un descuido no castigó en la primera mitad. Tendremos que seguir insistiendo. Hasta el gol el encuentro era nuestro», lamentó. Sin puntería, el Athletic no puntúa. «No traducimos el dominio en los metros finales . Williams lanzó al palo. Aduriz tuvo un buena ocasión... Hay que encontrar mecanismos para encotrar medios para anotar», agregó el preparador rojiblanco.

«Cada semana, una reválida»

Su alineación inicial, cargada de jugadores de físico contundente, no condicionó, a su juicio, la calidad del fútbol desplegado por su equipo. «El juego exisitió. Nuestro tema son los metros finales. No encontramos las situaciones de gol», insistió. Y esa falta de acierto comienza a pesar en el ánimo rojiblanco. «La situación en la tabla es incómoda. Cada semana es una reválida. Ante un gran rival como el Espanyol hemos ocupado mucho tiempo su propio campo. Hemos hecho un esfuerzo destacable». El Athletic, según Berizzo, quiso y no pudo. «En la segunda parte, el partido ha sido un ida y vuelta. El Espanyol generó ocasiones, pero también nosotros los acorralamos», recordó.

En el tramo final del choque, Berizzo recurrió a Muniain. « Quería que nos diera fútbol hacia delante. Como con la salida de Susaeta. Nos faltaba pericia, justeza, en el último pase», argumentó. «Nuestro partido no fue reprochable. Hicimos mucha presión. Con el gol de la primera mitad, el Espanyol jugó luego a la contra. Pero el encuentro fue de igual a igual. Todo el mundo se entregó por completo y mientras eso suceda hay esperanza», lanzó como mensaje de optimismo. Defendió a los suyos: «Creo que tenemos la suficiente calidad para generar ocasiones que terminen en gol. Es cuestión de trabajar».

Al fondo de la semana, el próximo sábado, asoma el siguiente partido, ante el Atlético de Madrid, un rival de granito que se le suele atragantar al Athletic. Berizzo volvió a apelar a la fuerza mental de su plantilla. «Tenemos que ser duros mentalmente. Estar serenos. Y hay que sacar lo bueno que hicimos en este partido», concluyó.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos