Berizzo, sobre la no convocatoria de Remiro: «El club está por encima de todos»

Remiro se quedó en la grada ante el Leganés./Manu Cecilio
Remiro se quedó en la grada ante el Leganés. / Manu Cecilio

El argentino manda a la grada al guardameta por sus problemas con la renovación, decisión «consensuada con el club»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Las relaciones entre Álex Remiro y el Athletic parecen haber entrado desde ayer en un punto de no retorno. El portero quedó fuera de la convocatoria, un mensaje inequívoco del club lanzado por Eduardo Berizzo. El jugador cree que su marginación se debe a que ha rechazado la última oferta de renovación. mientras el entrenador indicó que el problema se sitúa en la actitud del portero en el proceso. «Debe resolver su intención de estar, sentarse con el club y encontrar un sentimiento», lanzó. Así que Remiro vio desde la grada un partido para el que estaba destinado a ser titular.

«Ha sido una decisión consensuada entre la dirección deportiva y el entrenador», dijo el director deportivo, José María Amorrortu, antes del partido. «No es una situación definitiva», añadió. Daba a entender así que si renueva, volverá a contar. Berizzo reafirmó las palabras del director deportivo.

El entrenador avisó de que su forma de actuar en «pensar siempre en los intereses de la entidad. Hay intereses y los del club están por encima de todos, luego los del equipo y luego, si puedo, pienso en mí, pero nunca me verá tomar una decisión contraria a lo que el club necesita».

El Athletic cree que el portero aprovecha su situación (Kepa en el Chelsea y Herrerín lesionado) para ganarse un gran contrato pese a que aún no ha jugado debutado en Primera y que arrancaba la campaña como tercer guardameta. Ibaigane mantiene que el navarro les ha echado un envite. Y responde con un órdago.

Lo sucedido con Kepa la pasada campaña está muy presente en Ibaigane. La junta no quiere que se repita la situación vivida con el ondarrutarra. A Remiro se le ha mandado el mensaje de que no le van a promocionar sin que antes prolongue su contrato. «El club ha aprendido de lo que ha sucedido en el pasado. No quiere que se repita. Con consenso de todos hemos decidido esto», indicó Berizzo.

El análisis del portero es que el club nunca ha apostado por él, que siempre ha sido visto como un suplente de Kepa y que con la situación alterada por la salida del ondarrutarra la apuesta económica por él debe ser más contundente.

El Athletic planteó a Remiro una oferta de renovación antes de Navidad en torno a 650.000 euros. Eran momentos en los que parecía que Kepa se iba. El portero la rechazó. Con el ondarrutarra ya renovado, el club la subió a 800.000, pero hubo un cambio que no gustó a Remiro. En la primera oferta se le garantizaba regresar tras dos años cedido. En la segunda, con el de Ondarroa ya firmado, no. El guardameta anuncia entonces su deseo de esperar porque no quiere estar a la sombra de Kepa.

Cuando éste recala en el Chelsea, el Athletic le presenta su tercera propuesta. Llegó el miércoles. Es cercana a un millón de euros fijos, con incrementos de 100.000 euros por campaña, y unos pluses que le llevarían a cerca de los dos millones por año si jugaba un 75% de los partidos de la campaña. El jugador entendió que se le proponía un contrato medio-bajo, pero sujeto sin embargo por una cláusula de envergadura que comenzaría en los 60 millones y acabaría en los 80. La cuenta del de Cascante es que de ser titular indiscutible no llegaría ni a la mitad de lo que ganaba Kepa, 4,6 netos. A través de su agente pidió al club aprovechar el parón de Liga del 8 de septiembre para retomar las negociaciones.

Decisión tomada

El jueves el entrenador y Amorrortu se reunieron con Remiro. El jugador salió de la cumbre convencido de que si no renovaba, no jugaría, aunque el entrenador dijo ayer no habérselo dicho de forma expresa. De hecho, en el entrenamiento del sábado, el técnico le envió a trabajar con el grupo de jugadores que ayer quedaron fuera de la convocatoria. El portero entendió que la suerte estaba echada.

Remiro siempre ha tenido la sensación de que no se le valoraba lo suficiente. Durante sus años de cesión, apenas ha tenido contacto con la entidad. La pasada campaña, en el Huesca, tuvo noticia de que Amorrortu acudió a El Alcoraz a ver un partido y ni siquiera le saludó.

Urrutia le lanzó el miércoles en la sala de Prensa de San Mamés un contundente mensaje. «No creo que su situación haya cambiado. Tiene mucho por demostrar. El año pasado hizo una buena temporada en Segunda. El Athletic ha invertido mucho en su formación y ahora tiene la oportunidad de ser titular. Su situación no ha cambiado». Esas palabras adquirieron ayer un nuevo significado. Y su estado no ha cambiado porque, como se esperaba cuando estaba Kepa y Herrerín no se encontraba lesionado, se mantiene como tercer portero.

Berizzo le había elogiado apenas unos días antes tras ser titular en el último partido de pretemporada, el pasado domingo en Augsburgo. «Confirmó lo que nosotros esperamos de él, lo que sabíamos que podía darnos. La serenidad de parar en el momento justo la jugada clave del partido. Es un tipo muy sereno y que ataja desde la serenidad. Y tiene una gran cualidad, que es la de juega muy bien con los pies. Pone la pelota con mucha justeza donde él quiere», le felicitó.

En un mensaje a Remiro de que había recambio, Simón fue repescado del Elche pese a que la previsión en el Athletic es que Herrerín esté listo en un mes. La rapidez con la que se hizo la operación, que sea para pocos partidos, que se recuperara al vitoriano de un club en el que iba a ser titular y que Ibaigane compensara a la entidad de Segunda A (175.000 euros, según medios ilicitanos) ya dejaron la impresión de que Simón venía a algo más que a sentarse en el banquillo. El jugador, de hecho, tenía claro que se presentaba a competir por el puesto.

Remiro, por el momento, se mantiene firme en su postura. Ayer, tras el entrenamiento, se retiró al hotel en el que está alojado en las inmediaciones de Lezama. Por la noche, acudió a San Mamés, como es su obligación. Se muestra muy tranquilo y está decidido a mantenerse firme aunque esto le suponga irse a la grada toda la campaña. En su última conversación, el club le dijo que tenía las puertas abiertas para retomar las conversaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos