«Algo no se ha hecho bien con Susaeta»

Muniain, Williams y Susaeta celebran el gol que dio la victoria al Athletic en la primera jornada de la Liga./Luis Ángel Gómez
Muniain, Williams y Susaeta celebran el gol que dio la victoria al Athletic en la primera jornada de la Liga. / Luis Ángel Gómez

Muniain lamenta la salida del capitán y expresa su «tristeza» por la manera en la que se va un grande y da un consejo al club: «Nos tiene que hacer recapacitar a todos»

Robert Basic
ROBERT BASICBilbao

La marcha de Markel Susaeta todavía escuece en el vestuario del Athletic, sensible por cómo se ha fraguado el adiós de uno de los hijos más ilustres de Lezama. El capitán abandona el equipo de su vida tras 22 años como rojiblanco, 12 de ellos en el primer equipo, con por ahora 507 partidos en la mochila y un destino todavía por conocer. Iker Muniain escenificó ayer el malestar de los jugadores por el trato dispensado a un hombre al que considera un ejemplo a seguir y cuya situación, a su juicio, debería haberse resuelto de otra manera. Lanzó varios mensajes que aterrizaron en buzones concretos, todos ellos institucionales, bien apuntados por uno de los futbolistas más relevantes de la plantilla y su próximo capitán. «Quizás en algún momento las cosas no se habrán hecho del todo bien para que un jugador que lleva toda la vida aquí decida no escuchar la oferta», soltó en un serio toque de atención al club y en referencia a la propuesta de renovación que Ibaigane le trasladó apenas cuatro días antes de que se anunciara el adiós del extremo eibarrés.

Susaeta se despidió la semana pasada en una comparecencia multitudinaria en la que se limitó a leer un comunicado y en la que no pudieron formularse preguntas. Estuvo acompañado por toda la plantilla y por los rectores del club, que heredaron un caso complicado y que no supieron resolver. De ahí que Muniain pidiera manejar con delicadeza este tipo de situaciones y aprender de la experiencia. «Es un poco triste y nos tiene que hacer recapacitar a todos. Un jugador que lleva aquí desde los 10 años y ahora está con treinta y pico... Estoy triste. Markel es una persona a la que admiro y a la que siempre he tenido como referente desde que empecé aquí. He aprendido un montón de cosas de él y me da pena que haya llegado este momento», comentó en referencia a la forma en la que se marcha el eibarrés. «A veces no se le ha valorado en la medida en la que había que valorarle. Es una pérdida importante para nosotros, un pedazo de futbolista y un pedazo de persona», advirtió. El navarro, una voz autorizada, dejó así deberes encima de la mesa para la junta directiva y la dirección deportiva y aprovechó la ocasión para recordar que el «otro día vivimos un momento muy emotivo» en San Mamés, donde dijeron adiós el propio Susaeta, Mikel Rico y Ander Iturraspe.

Las palabras del próximo capitán pesan sobremanera en un contexto delicado, resbaladizo, en el que varios hombres fuertes de la plantilla ya habían expresado públicamente su apoyo a Susaeta y han dejado entrever que no les ha gustado cómo se ha tratado el tema de la renovación de un emblema del club. Ayer fue el turno de Muniain, quien resumió el sentir general del equipo y dio forma a los mensajes previamente lanzados por sus compañeros con un discurso contundente. Puso el marco a una fotografía en la que se intuye el malestar de la caseta con la gestión de un caso que ha acabado estallándole en las manos a la actual junta directiva y a la dirección deportiva. Nada más terminar el derbi ante el Alavés en San Mamés, Beñat, compañero y amigo del eibarrés, pidió un poco más de consideración para el extremo. «Solo él sabe lo que pasa, pero Markel se merece un poco más de respeto desde fuera».

Muestras de apoyo

También Raúl García se refirió la semana pasada al 'caso Susaeta' y, antes de entrar en valoraciones, expresó su sorpresa por los «murmullos» que le dedicaba San Mamés cada vez que fallaba. «No se le puede reprochar nada. Cuando un jugador lo da todo, solo hay que ponerle la alfombra». Y entonces habló de su salida. «Es una persona discreta. Podía haber hablado tranquilamente de lo que pensaba o no pensaba, y ha querido respetar al club por el momento en que estamos. Ha querido vivir el final de esa manera». Antes que el navarro, siempre claro y contundente en sus intervenciones, también trató el asunto Óscar de Marcos. «Ha sido un año mucho más complicado con todo lo que ha sido él (Susaeta) para el Athletic, y cómo se ha portado con el Athletic». Por su parte, Iñaki Williams manifestó que la «decisión la ha tomado Markel y yo no voy a entrar en decisiones. Me hubiera gustado compartir muchos años más con él de capitán porque es mi amigo, compañero y un apoyo incondicional para todos. Nos da pena que se marche», remarcó el delantero.

Las lógicas muestras de apoyo al todavía capitán rojiblanco fueron contextualizadas ayer por el hombre que heredará el brazalete y quien dio un aldabonazo en la puerta de Ibaigane. Dejó claro que, a su juicio y al de la plantilla, las cosas no se han hecho «del todo bien» y redondeó su exposición sobre el 'caso Susaeta' con una frase que es una invitación a la reflexión y la vez una advertencia: «Nos tiene que hacer recapacitar a todos». Una declaración que condensa el sentir de un vestuario bastante molesto con la actual política de renovaciones.

En cuanto a Aritz Aduriz, un hombre que todavía medita su futuro, Muniain no ha dado ninguna pista y se ha limitado a decir que el delantero está pensando qué va a hacer. «Él ya sabe que es un jugador muy importante para nosotros. No sé cómo está el tema, habría que preguntárselo a él. Cuando haya algo que decir será 'Adu' el que lo comunique».