El Bilbao Athletic encadena trece partidos sin ganar al perder por 2-1 contra el Real Murcia / ATHLETIC CLUB

Real Murcia 3-1 Bilbao Athletic

El Bilbao Athletic sigue hundiéndose

El filial rojiblanco cayó por 3-1 frente al Real Murcia y encadena trece partidos consecutivos sin conocer la victoria

PERU OLAZABAL

El Bilbao Athletic sigue cavando su propio hoyo. Los cachorros necesitaban dar la campanada como fuera ante un rival muy exigente como el Real Murcia debido a su dramática situación. Lejos de la realidad, sucumbieron por 3-1 para encadenar ya trece encuentros sin conocer la victoria. De hecho, esta es su quinta derrota consecutiva. Álex Pallarés no logra enderezar el rumbo del filial, que continúa en penúltima posición con diez puntos de margen que le separan de la salvación. A las órdenes del nuevo técnico, solo han sumado dos puntos de 24 posibles.

3 Real Murcia

Costa; Alberto López, Piña, Alberto González, Solá (Rueda, min. 79); Julio Gracia, Galindo, Ganet (Jara, min. 79); Arnau Ortiz (Pedro León, min. 60), Vega (Armando Ortiz, min. 83) y Burón (Miku, min. 60).

1 Bilbao Athletic

Ispizua; Rincón, Egiluz, Mendibe, Chasco; Rego, Goti (Quicala Bari, min. 64), Unai Gómez (Naveira, min. 82); Luis Bilbao (Jon Guruzeta, min. 73), Izeta (Cabo, min. 73) y Adu Ares.

  • GOLES 1-0; Ganet (min. 21).1-1; Izeta (min. 58). 2-1; Pedro León (min. 81). 3-1; Pedro León (min. 90)

  • ÁRBITRO Calderiña Pavón, del colegio catalán, amonestó a los locales Burón (min. 9), Pedro León (min. 81) y a los visitantes Adu Ares (min. 29), Unai Gómez (min. 67)

El Real Murcia ni siquiera tuvo oposición en los primeros compases del encuentro. Hacía y deshacía a su gusto. Los locales dominaban al completo la posesión de balón y jugaban mayormente en campo contrario, mientras el Bilbao Athletic aguardaba agazapado cerca su área, tratando de armar un contraataque rápido que cogiera desprevenido al conjunto dirigido por Mario Simón. No obstante, ningún cachorro tuvo la lucidez suficiente para provocar peligro y mostrar atisbos de que podían regresar del Enrique Roca con los tres puntos.

Todo lo contrario. Parecía que, si el marcador iba a moverse, sería por parte del cuadro murciano. Así fue. No tardaron en dar el primer golpe, que rompía totalmente ese esquema más defensivo por el que se decantó Álex Pallarés. En el minuto 21, al Real Murcia le funcionó a la perfección una jugada de pizarra a raíz de un córner que acabó rematando solo Ganet desde la frontal del área y colándosela ajustada al palo izquierdo a Ispizua, que poco pudo hacer para evitar el tanto.

Acto seguido, el Bilbao Athletic efectuó una presión mucho más agresiva. En cierta medida, surtió efecto esa modificación. El filial lograba recuperar la pelota con inmediatez e incluso a veces en zonas peligrosas. Ya el Real Murcia no estaba tan cómodo. Así, a los 35 minutos de juego, llegó el primer disparo entre palos de los visitantes y el único en la primera mitad. Fue un tiro blando de Goti, pero que Joao Costa no fue capaz de atrapar. El rechace le cayó a Unai Gómez en una situación con todo a favor. Sin embargo, se durmió y le acabaron robando el cuero.

Empate

El Bilbao Athletic fue de menos a más. El gol en contra les hizo reaccionar y cada vez ganaba más presencia. Estuvo constantemente protagonizando acercamientos al área contraria hasta que logró un premio que se ganó con justicia. Ortiz agarró en el área para detener a un Hugo Rincón que recuperó su mejor versión en el Enrique Roca y el colegiado señaló penalti. La responsabilidad la cogió el recién llegado. Urko Izeta, que se encargó de lanzar todo el balón parado en su estreno, convirtió la pena máxima y estableció de nuevo el empate. Una buena carta de presentación.

Se crecieron los rojiblancos con el ímpetu que les produjo igualar el encuentro y en los siguientes minutos estuvo constantemente atacando por ambas bandas. La victoria parecía entonces una posibilidad muy real. Sin embargo, con el paso del tiempo, ese claro dominio se fue diluyendo y el Real Murcia comenzó a aprovechar ese correcalles en el que se había convertido el partido. Fue cuando la calidad distintiva de Pedro León desequilibró la balanza, con numerosas arrancadas por banda.

Pedro León desestabiliza al Bilbao Athletic

De hecho, el ex del Real Madrid y el Eibar entre otros, logró anotar de cabeza el tanto que ponía por delante otra vez a los locales en el tramo final. Por si no fuera suficiente, su show particular no acabó ahí y en el tiempo de descuento puso la rúbrica que sentenciaba definitivamente al Bilbao Athletic, recibiendo un pase de la muerte de Miku y regateando a Ispizua. De este modo, Pedro León firmó un doblete que confirmó una nueva debacle del filial, que sigue con su hundimiento particular en los puestos de descenso.