Bilbao Athletic El Bilbao Athletic, sin Prados

Este domingo, De la Sota deberá suplir al organizador de juego del filial para la cita ante el Rayo Majadahonda por sanción. Naveira o San Bartolomé, candidatos

JAVIER BELTRÁN

El colegiado aragonés Ramo Andrés enseñaba una cartulina amarilla a Beñat Prados, mediocentro del Bilbao Athletic por el que transitan todos los balones del filial, en el minuto 53, ante la SD Logroñés en el rectángulo de Las Gaunas. El gesto del volante navarro, de 20 años, era de desaprobación nada más ver la amonestación por una acción en la zona ancha, consciente de que significaba la quinta y que cumplía ciclo este domingo ante el Rayo Majadahonda en Lezama. El otro apercibido es el lateral izquierdo Mikel Kortazar, que aguantó el tipo en la cita de la capital riojana y continúa con cuatro amarillas.

Por tanto, Imanol de la Sota, ante una cita notable para escalar posiciones en la tabla, se topa con un hándicap mayúsculo este domingo ante el equipo madrileño, que ocupa posiciones en la zona noble de la Primera RFEF. Suplir a su hombre más específico en la creación no es sencillo, por lo que deberá emplear alguna fórmula para que se note lo menos posible la sensible ausencia del internacional Sub-20. Prados abarca muchos metros, cae a banda y caracolea con el balón buscando siempre la mejor opción. Puede desenvolverse, además, de pivote o de 8 con solvencia. Tampoco rehuye el choque y sale al cruce con energía. Por ello suele cargarse de amarillas como le pasaba a su antecesor en el puesto, Unai Vencedor, ya asentado en Primera División. En este contexto, Unai Naveira parece el 6 más específico de la plantilla, del gusto de De la Sota, acompañado por Víctor San Bartolomé y el pulmón Diarra en el triángulo de centrocampistas del Bilbao Athletic que apunta a actuar ante el Rayo Majadahonda para catalizar el juego.

También opositan a la vacante de Prados, Kepa Uriarte, promocionado del Basconia este verano, que no termina de entrar de lleno en los planes del míster santurtzarra, además de Gorka Agirre, titular en Logroño, aunque más escorado a la derecha, e incluso el polivalente Jon Guruzeta, restablecido de su operación de apendicitis y que ya entrase en la convocatoria del pasado domingo en Las Gaunas. Otra vía sería echar mano del Basconia con el espigado Alejandro Rego, un 6 de libro, de quién se tiene depositadas muchas esperanzas al que entrenase De la Sota en el Juvenil de Honor y que, curiosamente, este martes se entrenase a las órdenes de Marcelino García Toral para cubrir huecos con el primer equipo en el Campo 3 de Lezama.

En el capítulo de bajas, siguen en talleres el central Xabi Arberas y el delantero Ewan Urain, que no llegan a tiempo para el domingo, mientras que el delantero Andoni Tascón contará con sus primeros minutos de la temporada tras entrar en la lista frente a la UDL y ya domar a su cuádriceps. Un recurso para el ataque que agradecerá el equipo por su movilidad y por tratarse de un delantero específico. Hasta ahora, Ibai Sanz, repescado del Basconia, y Artola han tapado este déficit. El Rayo Majadahonda supone un banco de pruebas de empaque, con el arquero argentino-italiano Nereo Champagne como muro a rebasar.