Diarra, en el partido contra el Deportivo. / Athletic

Bilbao Athletic El Athletic tiene tres días para presentar alegaciones por la posible alineación indebida de Artola y Diarra

JAVIER BELTRÁN

La jueza única de Competición ha concedido al Athletic tres días de plazo para presentar alegaciones a partir de este miércoles para estudiar con detenimiento la hipotética alineación indebida de Artola y Diarra ante el Deportivo el pasado domingo (1-1) en las instalaciones de Lezama. Se desconoce el plazo exacto para dictar sentencia, aunque se supone que no se demorará demasiado porque el resto de los clubes de este Grupo 1 de la Primera RFEF está pendiente para saber cómo maniobrar al respecto en sanciones similares cuando se miden al Extremadura.

El Athletic sostiene que la sanción por acumulación de tarjetas repercutía para ambos jugadores, castigados con la quinta amarilla ante el Tudelano, en la jornada siguiente frente al Extremadura, pese a que haya sido excluido de la competición por impagos. Un extremo que no pudo impedir que el Deportivo, que lucha con el Racing por el primer puesto de la tabla, reclamara alineación indebida del Bilbao Athletic al considerar que Artola y Diarra estaban sancionados y que la cita de Almendralejo no cuenta. El Athletic consultó a la RFEF antes de alinear a ambos jugadores, recibiendo el OK por parte de la Federación. A pesar de esa luz verde por parte de la RFEF, la respuesta no sería vinculante y la resolución queda en manos de Competición. El Deportivo se aferra a precedentes anteriores como el descenso del Reus y que ahora Unionistas, que se encuentra en la misma tesitura con dos sancionados, va a actuar con cautela por si acaso.

Patxi Salinas comentaba tras el encuentro ante el Deportivo que «Artola y Diarra cumplieron sanción contra el Extremadura y hoy han jugado, sin más. Para mí está muy claro, no tenemos ninguna duda». Por su parte, el entrenador del Deportivo, Borja Jiménez, respondía apuntando que se trataba de «un tema del club. Éramos conocedores de los que estaban sancionados, nos ha extrañado. No conozco mucho la norma, pero contábamos con que no participaran. Si no se puede jugar y han jugado entiendo que el club reclamará», señalaba en Lezama tras el empate a uno.

Si se considera el encuentro ante el Extremadura como válido a efectos disciplinarios, el filial rojiblanco no habría cometido alineación indebida. Si por el contrario se decide que debían quedarse sin jugar contra el Deportivo, el partido se daría por vencido al conjunto coruñés (0-3). El reglamento no especifica qué sucede en casos como este, por lo que podría haber un vacío legal que ahora la jueza debe decidir en los próximos días.