Bilbao Athletic

El Amorebieta hace valer su pegada en el derbi

Los azules logran una muy necesaria victoria ante el Bilbao Athletic en Urritxe

FERNANDO ROMERO Amorebieta

El derbi vizcaíno de Urritxe se lo llevó el equipo más necesitado, pero también aquel que perdonó menos. El Amorebieta tiró de pegada para quedarse un triunfo que alivia en cierto modo sus males y pone fin a un mes de malos resultados. Lo hizo frente a un Bilbao Athletic que pudo haber cobrado ventaja en la primera mitad pero que mostró bisoñez a la hora de resolver sus acciones ofensivas. Tras tres jornadas sin perder, los de Bingen Arostegi se quedaron sin premio alguno en este encuentro. El triunfo coloca a los zornotzarras con ocho puntos en la clasificación, aún en puestos de descenso, mientras que el filial rojiblanco se queda un par de peldaños por encima, con diez.

Azules y rojiblancos arrancaron con temple un primer periodo en el que hubo más fuegos de artificio que peligro real, especialmente en el bando de los de Haritz Mujika, que tuvo que ver en acción a los suyos desde la grada. El dominio del juego se lo repartieron casi a partes iguales ambos contendientes, si bien el Bilbao Athletic se mostró algo más incisivo y con los planteamientos más claros.

3 SD Amorebieta

Jonmi; Mier, Murua, Juan Rodríguez, Toni Herrero; Dorrio (Buján, 74'), Sibo, Yriarte (Albisua, 88'), Rayco (Seguín, 74'); Jauregi (Cantón, 88') y Pradera (Izeta, 57').

0 Bilbao Athletic

Padilla, Rincón, Eguiluz, Mendibe, Unai Gómez (De Jesús, 75'), Naveira (Rego, 62'), Gerenabarrena, Goti (Cabo, 62') Luis Bilbao (Urain, 75'), Adu Ares y Aritz Pascual (Guruzeta, 62').

  • Goles: 1-0, min. 55: Jauregi (p.); 2-0, min. 69: Jauregi; 3-0, min. 87: Izeta.

  • Árbitro: Ruiz Álvarez (comité asturiano). Amonestó a los locales Dorrio, Jauregi, Toni Herrero; y el visitante Luis Bilbao. Expulsó con roja directa a Mendibe, del Bilbao Athletic.

  • Incidencias: Mañana soleada en Urritxe. Alrededor de 800 espectadores.

El filial rojiblanco entró mejor en el derbi, con presión alta y efectiva que les permitió jugar los primeros minutos cerca del área local. En ese buen arranque, Adu Ares tuvo la primera opción del partido, pero su disparo se perdió cerca de la cruceta. Al Amorebieta le costó sacudirse ese dominio rojiblanco. De hecho, antes del cuarto de hora estuvieron a punto de encajar el primer tanto en una acción en la que se mostraron poco contundentes. Luis Bilbao acabó recibiendo en segundo palo tras una serie de desatinos de la zaga local, pero apareció el meta Jonmi para atajar lo que parecía un gol claro. En el rechace del saque de esquina, Gerenabarrena empalmó un duro disparo que se fue acariciando la madera.

Poco a poco, los de Urritxe fueron recuperando terreno y balón para dar paso a una fase del partido en la que se jugó más en la parcela rojiblanca. Los zornotzarras merodearon el área con asiduidad, pero les faltó precisión y, especialmente, remate. Y eso que contaban con tres hombres en punta para tratar de hacer daño.

Con el avance del crono, el partido fue perdiendo la poca chispa que tuvo. Amorebieta y Bilbao Athletic atacaron en fogonazos esporádicos que no inquietaron en exceso. Las más nítidas fueron de nuevo para los de Lezama. Luis Bilbao y Aritz Pascual lo intentaron en sendos remates de cabeza, blandos y poco ajustados, fáciles para Magunagoitia. El propio Pascual lo intentó también a la contra, pero se precipitó y golpeó desde la frontal excesivamente cruzado.

La dinámica no varió demasiado en el arranque de la segunda mitad. Juego tibio en la zona ancha y con pocos sobresaltos, al menos en los primeros minutos. Fue en el 55' cuando el derbi despertó de forma repentina. Mikel Pradera fue protagonista por partida doble. Primero, por realizar el primer disparo a portería del Amorebieta de todo el partido, un lanzamiento desde la media luna ante el que Padilla se lució con una palomita. Y a renglón seguido, por forzar un penalti de Mendibe, que le zancadilleó en el interior del área. El encargado de ejecutar la pena máxima fue el pichichi de la categoría, Eneko Jauregi, que ajustó muchísimo su remate al palo, en el que impactó antes de acabar dentro de la meta rojiblanca.

El Bilbao Athletic quedó aturdido de forma momentánea y el Amorebieta estuvo a punto de noquear con un segundo gol, pero Rayco no acertó a batir a Padilla tras recortar a dos defensas en el corazón del área. Arostegi quiso darle nuevos aires a su equipo metiendo a Guruzeta, Cabo y Rego de una tacada. Pero para entonces el Amorebieta se había liberado de todas sus ataduras y lanzado al ataque.

Urko Izeta acarició el segundo gol azul con un remate de puntera que se perdió junto a la cruceta. El que no perdonó fue un enrachadísimo Eneko Jauregi, que sacó oro de un barullo en el área pequeña tras una falta lateral para embocar su octavo tanto del curso.

Los rojiblancos acusaron los nervios en el tramo final del partido ante un adversario que mostró más tablas. La rigurosa cartulina roja que el colegiado le mostró a Mendibe allanó el camino de los azules hacia la victoria, redondeada por Urko Izeta en los compases finales.