Athletic Club

Sabadell 1 - 0 Bilbao Athletic

El Bilbao Athletic sigue en caída libre

Pallarés no encuentra soluciones para un equipo que lleva desde el 9 de octubre sin ganar y está a nueve puntos de la salvación

FERNANDO ROMERO

Año nuevo, vida vieja. El Bilbao Athletic no ha podido estrenar el 2023 con un triunfo que mitigara sus males clasificatorios. Más bien todo lo contrario. Los cachorros han caído derrotados por la mínima en la Nova Creu alta en un choque en el que han dominado y se han dejado la piel, pero en el que han vuelto a repetir los pecados de siempre. Un error en la marca permitió a Morgado anotar el único tanto del choque en un saque de esquina. La bisoñez ofensiva, además, volvió a ser un lastre para un Bilbao Athletic que encadena ya casi tres meses sin ganar y sigue anclado a los puestos de descenso.

La puesta en escena de los cachorros en la Nova Creu Alta no fue mala. Los rojiblancos tuvieron el dominio del balón y pasaron muchos minutos combinando en la parcela del campo rival, pero volvieron a adolecer de falta de llegada. Todo lo contrario que el Sabadell, que dejó hacer a los de Alex Pallarés. Con un fútbol más sencillo pero mucho más efectivo, al conjunto arlequinado le bastó con salir en velocidad y aprovechar las lagunas defensivas de los de Lezama para hacer daño.

El meta Ispizua tuvo trabajo, sobre todo para frenar las intentonas de un muy activo Sergi García, que fue un puñal por banda izquierda durante la primera mitad. Salvó un par de acciones antes del cuarto de hora, pero no pudo hacer nada en el minuto 19 para evitar el tanto de Morgado. A la salida de un córner, el central conectó una volea que se coló casi por la escuadra, lejos del alcance del cancerbero rojiblanco.

El gol lo acusaron los cachorros, cuyo único bagaje ofensivo de toda la primera mitad fueron un par de lanzamientos lejanos desde la frontal de Rego, sin peligro alguno para Víctor Vidal, que se estrenaba en la portería catalana. El Sabadell, mientras, siguió a lo suyo. Tuvo suficientes ocasiones como para haber sentenciado el encuentro antes del descanso, pero su falta de puntería explica bien a las claras porqué los de la Nova Creu Alta están tan abajo en la tabla.

El paso por vestuarios no cambió un ápice del desarrollo del encuentro. El Bilbao Athletic siguió amasando posesión y dominando el juego, mientras que el Sabadell se mantuvo firme atrás para tratar de matar el partido en alguno de los muchos contragolpes que fue capaz de generar.

1 Sabadell

Víctor Vidal; Vargas (Joanet, 77'), Resta, Morgado, Carrión; Athuman, Altimira (Sala, 63'); Sergi García (Moha, 63'), Astals, Armando; y Pau Víctor (Dieste, 87').

0 Bilbao Athletic

Ispizua; Mendibe, Egiluz, Lorente (Trespalacios, 53'), Chasco (Quicala, 76'); Rego, Unai Gómez; Guruzeta, Gerenabarrena (Goti, 68'), Ares; y Cabo (Luis Bilbao, 53').

  • Gol: 1-0, min. 19: Morgado.

  • Árbitro: Fernando Bueno Prieto (comité madrileño). Amonestó a los locales Carrión, Armando, Astals, Vargas, Athuman.

  • Incidencias: Tarde lluviosa en la Nova Creu Alta. 3.430 espectadores.

El avance del crono no hizo más que acentuar esa tendencia. Los arlequinados construyeron en torno a su área un muro que resultó del todo infranqueable para los rojiblancos, incapaces de poner a prueba a Víctor Vidal. No se les puede negar a los de Lezama el derroche físico que hicieron en la Nova Creu Alta, sí la incapacidad para hacer daño a un equipo mucho más resolutivo.

Lo exiguo del marcador mantuvo vivo el partido en todo momento. Pallarés fue moviendo peones para tratar de encontrar algún resquicio por el que hacer daño, modificó el esquema sobre la marcha, pero todo esfuerzo resultó baldío. Buena parte de culpa la tuvo el Sabadell, que no tuvo reparos a la hora de frenar con faltas el más mínimo atisbo de peligro.

Los minutos finales fueron una locura en la que pudo pasar de todo, pero en los que al final no pasó nada. El colegiado anuló de forma correcta un tanto al Sabadell por fuera de juego tras un saque de esquina. Luis Bilbao probó fortuna con un cabezazo blandito. Moha y Dieste pudieron sentenciar el encuentro en el añadido en una acción que salvaron los rojiblancos sobre la línea. Y Guruzeta, prácticamente en la última acción del partido, puso un centro chut peligroso que no encontró rematador.