La defensa rojiblanca no pudo parar el ataque del Racing en El Sardinero. / D. M.

Bilbao Athletic El Bilbao Athletic juega con fuego

El filial rojiblanco cae en Santander, encadena su séptimo partido sin ganar y sigue hundido en puestos de descenso

JAVIER BELTRÁN

El Bilbao Athletic sigue jugando con fuego. Su derrota esta noche en El Sardinero complica su futuro y le mantiene en puestos de descenso. El conjunto rojiblanco acudía a Santander con la esperanza de enderezar el rumbo y romper con la pésima racha de seis partidos sin conocer la victoria. Pues ya son siete. Carlos Gurpegui dirigió a los cachorros en lo que supuso su debut en los banquillos en sustitución de Imanol de la Sota, confinado en su domicilio por covid.

2 Racing

Parera; Medina, Bobadilla (Mantilla, min.13), Pol Moreno, Simón; Iñigo Sainz-Maza, Tienza; Camus (Soko, min.65), Borja Domínguez (S. Marcos, min. 77), Á. Bustos (Isma López, min.77); Manu Justo (Harper, min.65).

0 Bilbao Athletic

Iru; Núñez, Paredes, Sillero (Ibai Sanz, min.60), Lorente, Kortazar (Oier López, min.60); Prados, San Bartolomé (Tascón, min.78), Diarra; Cabo (Goti, min.60) y Artola (Guruzeta, min.67).

  • Goles 1-0, Manu Justo (min. 18); 2-0, Borja Domínguez (min.51).

  • Árbitro González Díaz (asturiano). Amonestó a Camus, Tienza, Kortazar, Artola y Prados.

Poco les sale con fluidez a los cachorros, que fueron noqueados (2-0) ante el potente Racing en El Sardinero, anclándoles en los 11 puntos en 12 partidos, lo que les empuja al sótano de la tabla de la Primera RFEF. Sin el internacional sub'19 Nico Serrano y sin Jaso, lesionado a última hora, el Bilbao Athletic encaraba el envite en Santander lastrado por los tres empates ante SD Logroñés, Real Unión y Rayo Majadahonda. Mientras, el Racing lo hacía sin el sancionado Cedric arriba y con su otro puñal, Soko, en el banquillo. El equipo local dependía de su unidad B en vanguardia, que le bastó para noquear al filial rojiblanco, impotente para remontar los dos fallos groseros en defensa que Justo y Domínguez aprovecharon para marcar. El Bilbao Athletic penas tuvo poder de reacción. Toca remangarse.

Las imprecisiones en la zona ancha por ambos equipos impedían que el balón fluyese por el pasillo central. Cabo gozó de la primera ocasión con un remate que desviaba Parera, mientras que Manu Justo respondía con un cabezazo alto. Beñat Prados llevó la brújula del filial, con Núñez y Kortazar ascendiendo por los carriles. Pero a los 17 minutos Camus se iba de Kortazar rompiendo el fuera de juego, cedía a Justo, que sellaba el primer tanto delante de Iru, quien suplió al internacional sub'21 Julen Agirrezabala. Fue un mazazo para los cachorros, apelmazados ante la obligación de tener que sumar puntos en Santander pero sin gozar de ocasiones claras.

Sin reacción

El Racing, superior, se lanzó a por el segundo tanto sin disimulo ante un rival que debía recomponerse y no terminaba de carburar. San Bartolomé probó desde lejos, pero Parera atrapó el balón. Cabo se dejó ver, pero no hallaba espacios. Sólo un zurdazo desviado del extremo fue el fogonazo del equipo de Gurpegui, que insistió pero sin mordiente.

Ya en la segunda parte, Borja Domínguez, aprovechó un fallo de la defensa visitante y metió la zurda para batir a Iru. El portero bilbaíno salvó el tercer gol tras un latigazo de Camus. Sólo un tiro de Diarra despertó a los cachorros. Había que reaccionar, pero no había manera. Guruzeta y Prados pudieron recortar distancias casi sobre la bocina, pero no acertaron.