EC

Calahorra 1- 1 Bilbao Athletic

El Bilbao Athletic lleva ya trece jornadas sin ganar

El filial rojiblanco lleva ya trece jornadas sin conocer la victoria y sigue hundido en la tabla

JAVIER BELTRÁN

Son ya trece partidos sin ganar para el Bilbao Athletic. En concreto, desde el pasado 26 de septiembre ante la UD Logroñés en Lezama. Por eso, la necesidad era máxima para los cachorros en La Planilla ante el Calahorra abriendo este 2022. Pero no pasó del empate (1-1). Y eso que la primera parte fue prometedora, pero en la segunda el equipo se desdibujó y los riojanos pudieron sentenciar con varias ocasiones claras. Un punto que se puede dar por válido pese a la situación dramática por la que transita el filial bilbaíno, que se ancla con 14 puntos en el sótano de la tabla, penúltimo tras la victoria del Zamora a Unionistas. Tres puntos le separan de la salvación. El Extremadura será la siguiente final en dos semanas en Lezama (hay paréntesis por la Copa) en una final anticipada. Lo mejor, el gol y los detalles de Luis Bilbao como extremo izquierdo y el debut del centrocampista Gerenabarrena.

Con la novedad del estreno de Gerena, que suma 5 goles y 17 partidos con el Basconia, que ya en el primer minuto casi la lía derribado dentro del área calagurritana, y con Luis Bilbao tras asomarse en los planes de Marcelino García Toral y ser titular ante el Deportivo antes de lesionarse en el hombro, Patxi Salinas intentaba fórmulas imaginativas rotando en las posiciones de vanguardia. El Calahorra, que entrena el basauritarra Edu Docampo, apretaba en ataque, con el espigado Jorge Martínez-Losa, que flotaba entre los centrales, cabeceando un centro de Zabaleta.

1 Calahorra

Iricibar; Fran (Cera, min.46), Zubiri, Titi, Zabaleta; Carlos Vicente (Soto, min.58), Tarsi, Sarriegi, Barace (Madrazo, min. 58); Martínez-Losa (Yurrebaso, min. 82) y Arias (Ramírez, min.72)

1 Bilbao Athletic

Agirrezabala; Núñez, Paredes, Jaso, Kortazar; Prados (Aguirre, min.90), Diarra, Gerenabarrena (Naveira, min.83); Cabo (Guruzeta, min. 62), Artola (Goti, min.90) y Luis Bilbao (Uriarte, min.90).

  • Goles: 1-0, Barace (min.16); 1-1, Luis Bilbao (min.17).

  • Árbitro: Escriche Guzmán, valenciano. Amonestó a Titi (min. 22), Cabo (min.25), Kortazar (min.36) y Gerenabarrena (min.55)

  • Campo: La Planilla

El filial se mostraba ágil y vertical, buscando las bandas y con un cabezazo de Jaso a las manos de Iricibar. Pero Imanol Barace, un especialista consumado a balón parado, abrió el marcador al cuarto de hora de falta colando el esférico por la escuadra de Agirrezabala. Al minuto siguiente, Luis Bilbao enmendaba la plana con un balón controlado con el pecho y batiendo con su zurda a Iricibar. El propio extremo de Berango, apenas tres minutos después, se plantaba de nuevo ante el meta rival burlando la vigilancia de los centrales, pero esta vez su golpeo se marchaba por centrímetros del palo izquierdo riojano. El Bilbao Athletic merecía más, dominaba los tiempos, y era el que fabricaba el mayor peligro.

Avisos serios del Calahorra

Pero en el segundo acto, Docampo rectificaba. Introducía a Cera por Fran en el lateral derecho, que había sufrido con Luis Bilbao por su parcela defensiva y avanzaba metros de manera coral. Martínez-Losa probaba los reflejos de Agirrezabala de un testarazo, impidiendo el arquero donostiarra el segundo tanto local, saliendo en otro lance a los pies de Barace. El filial, que sigue sin colmillo en la línea de vanguardia, iba cediendo protagonismo a un Calahorra que se empezaba a gustar. Sólo Luis Bilbao, de nuevo, dispuso de una ocasión. Docampo permutaba a sus extremos, dando entrada a Jon Madrazo, que fallaba una ocasión solo enviando el cuero fuera de palos y Losa, de nuevo de cabeza, buscaba las cosquillas con un testarazo que se marchaba demasiado alto. Tres avisos serios del Calahorra, que buscaba la victoria con ahínco y perdonaba la vida a los cachorros.

Patxi Salinas metía Jon Guruzeta por Cabo, pero no terminaban de llegar a las inmediaciones del portero local. El Calahorra continuaba cómodo sin necesidad de forzar la máquina, sabedor de que contaba ya con 23 puntos instalado en la zona templada de la tabla. La presión la soportaba el Bilbao Athletic, espeso por momentos. Para colmo, Lander Yurrebaso saltaba con brío para amenazar a Agirrezabala. Primero lanzaba de lejos y después a las manoplas del meta rojiblanco. El tiempo de consumía y el marcador seguía equilibrado a uno, pese a que Antxon Jaso la tuvo al final, de cabeza, en una de sus incursiones al ataque tras centro de Artola. No había manera.