Borrar
Athletic
El Bilbao Athletic vuelve a las andadas

El Bilbao Athletic vuelve a las andadas

El filial rojiblanco encaja una nueva derrota en el tramo final ante La Nucía en Alicante fruto de su falta de contundencia en las áreas

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 9 de abril 2023, 15:21

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Bilbao Athletic vuelve a las andadas. La esperanzadora victoria lograda la jornada anterior ante Osasuna Promesas había rearmado la moral de la tropa de Alex Pallarés de cara al decisivo encuentro de este domingo ante La Nucía en Alicante –rival directo en la lucha por la salvación–, pero el suflé ha durado poco. Los cachorros volvieron a mostras en tierras alicantinas, pese a que tutearon durante muchos minutos al oponente, la ya endémica falta de contundencia en las áreas y terminaron encajando una nueva derrota, la decimosexta de la temporada. Como consecuencia de este nuevo traspiés, la salvación, que prácticamente es ya una quimera, se encuentra a doce puntos a falta tan solo de siete jornadas para que concluya la Liga en Primera RFEF.

La Nucía

Jaume Valens, Kevin Tóner, Romera, Ismael Gutiérrez (m. 61, Eneko Delgado), Jorge García (m. 78, Borja Calvo), Mariano Sanz (m, 68, Javi Cabezas), Javi Gómez, Moisés García, Thomas Dasquet (m. 78, Marcos Bustillo), Josema Raigal (m. 68, Juan Delgado)y Javi Martín.

3

-

1

Bilbao Athletic

Ales Padilla, Raul Chasco (m. 86, Iñigo López), Trespalacios, Unai Eguiluz, Mikel Mnedibe, Unai Gómez, Jon Guruzeta (m. 69, Quicala Bari), Luis Bilbao (m. 16, Jon Cabo), Izeta, Gerenabarrena y Junior Bita (m. 46, Rego).

  • Goles : 1-0, m. 16 Josema Raigal. 1-1, m. 39 Trespalacios. 2-1, m. 83 Juan Delgado. 3-1, m. 88 Borja Calvo.

  • Árbitro : Lluís Bestart, auxiliado en las bandas por Gutiérrez Novo y Ruibrugent Expósito. Amonestó a los locales Mariano Sanz, Juan Delgado e Ismael Gutiérrez, así como a Unai Eguiluz, Iñigo López e Izeta por parte visitante.

El filial saltó al Camilo Cano bien plantado y dificultando con su presión adelantada la salida de balón del oponente. Pero el encuentro se puso cuesta arriba muy pronto. El cuadro anfitrión aprovechó que los rojiblancos estaban con un hombre menos sobre el césped por la lesión de Luis Bilbao para adelantarse a los dieciséis minutos. El jugador bilbaíno no pudo regresar al terreno de juego. La zaga no consiguió despejar un centro desde la izquierda de Javi Gómez y Josema Raigal, tras controlar el balón suelto en el área, batió a Padilla de fuerte disparo cruzado.

El tanto no descompuso a los hombres de Pallarés, que siguieron mostrando ambición y carácter. El colista no tenía nada que perder y adelantó líneas. Su atrevimiento tuvo premio poco antes del descanso. Unai Gómez lanzó un córner desde la derecha y Trespalacios de cabeza establecía una igualada que hacía justicia a lo acontecido sobre el campo hasta ese momento. El central rojiblanco ya había dispuesto de otra ocasión similar al inicio del choque y no falló a la segunda.

A la vuelta de vestuarios, ninguno de los dos equipos lograba imponer su juego. Había demasiado miedo a perder. Tras dos oportunidades claras, uno por bando en el arranque de esa segunda mitad, el encuentro entró en una fase de imprecisiones constantes en la zona de creación. El Bilbao Athletic encontró entonces a un inspirado Guruzeta como punta de lanza, aunque fue el recién salido Quicala Bali el que propició la ocasión que pudo decantar la balanza del lado bilbaíno a falta de un cuarto de hora para la conclusión. Tras superar a varios contrarios en su internada, el pase al área de Bali llegó a las botas de Jon Cabo, que remató al palo de la meta defendida por Jaume Valens.

Y de lo que pudo suponer un triunfo de oro para seguir soñando con el milagro se pasó a la desilusión absoluta en las filas vizcaínas en unos diez minutos finales de auténtico vértigo. La Nucía metió una marcha más al duelo tras los cambios y primero el recién salido Juan Delgado, después de un buen control orientado, supero la salida de Padilla y Borja Calvo sentenció el duelo poco después en un contragolpe de libro. El Bilbao Athletic volvió a quedarse a medias. Sin contundencia no hay paraíso.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios