Real Irún-Bilbao Athletic | Sábado a las 19.00 horas

Alain Oyarzun: «Hubo conversaciones largas con el Athletic, pero me lesioné»

El extremo zurdo del Real Unión se mide este sábado al filial rojiblanco. El canterano de la Real pudo ser león en su etapa en el Numancia

JAVIER BELTRÁN

Alain Oyarzun (Irún, 23-9-93), canterano de Zubieta, una de sus perlas de las que se presumía que se asentaría en el primer equipo donostiarra, pasó por Mirandés, como cedido de la Real Sociedad, Real Zaragoza, Numancia, en Segunda, y el potente Córdoba en Segunda B antes de su desembarco en Irún. Las lesiones no le han permitido explotar como prometía. Este sábado se mide al Bilbao Athletic en el Stadium Gal (19 h.), donde busca su mejor versión y representa el mayor peligro del equipo pilotado por Aitor Zulaika. Extremo izquierdo cerrado, manejo de pelota, asociativo y lanzador habitual desde el balcón del área, con cuatro tantos este curso. Recuerda sus derbis en las inferiores: «Eran partidos bonitos y duros. Me ha tocado ante una generación del Athletic con los Ruiz de Galarreta, Néstor Salinas, Jonás Ramalho y Aketxe», señala en una entrevista para EL CORREO.

- Alain Oyarzun es de lo más desequilibrante de la Primera RFEF...

-Bueno, sí es verdad que me encuentro bien, aunque en los últimos partidos he jugado menos de lo que me gustaría, eso dice que tenemos una plantilla muy completa. Contento porque llevaba años con mucha lesión y no podía estar disponible durante muchos partidos.

- Con 21 años, en 2016, se lesionó el ligamento cruzado en el Mirandés, pasó ocho meses en talleres, y en 2019 las molestias musculares en los isquios le lastraron en Soria cuando mejor estaba en su carrera. ¿Cómo ha conseguido olvidar todo este calvario?

-Tampoco lo olvidas, siempre lo tienes ahí. Echas un vistazo al pasado a ver qué podía haber pasado, pero con trabajo y paciencia, sobre todo. Son momentos jodidos en los que te tienes que reforzar y apoyar en tu gente cercana y tirar para adelante como sea.

- ¿Ha cambiado sus hábitos de entrenamiento o alimentación para evitar las lesiones?

-Es verdad que llevo trabajando con un nutricionista desde hace tres años, que la verdad es que me ha ayudado y con un entrenador personal que es de aquí, de Irún, Carlos Asensio, y le estoy muy agradecido. También con un fisio de aquí, Oier, que es muy bueno y le estoy muy agradecido. Entre los tres me han ayudado muchísimo.

- Tanto Merquelanz como Oyarzun parecían destinados a ocupar los extremos de Anoeta. Debutó el 4 de diciembre de 2014 en un partido de Copa ante el Real Oviedo, ¿le queda esa espina clavada de lo que pudo ser?

-Sí, al final eso hablaba bien de los dos. Podíamos ser los referentes en esa posición. Por desgracia, a los dos, encima somos amigos, las lesiones nos han perjudicado bastante. Merquelanz, por fortuna, tiene contrato, pero sí se me queda esa espinita de lo que hubiera haber pasado si me hubiesen respetado más las lesiones.

- En el Real Zaragoza jugó 17 partidos de Liga, pero no se ascendió a Primera, ¿fue una decepción en esa plaza?

-Fue un año muy bonito. Empezamos muy mal en los cinco primeros meses, pero la segunda vuelta fue brutal. Fue un palo porque veíamos opción de ascender a Primera. En la primera semifinal con el Numancia nos eliminaron, fue un chasco, pero a la vez una buena temporada.

-En Soria, Oyarzun brilló en una gran primera campaña, lo que le situó en la órbita del Athletic e incluso acercó su regreso a Anoeta en la agenda de Olabe. Sin embargo, se quedó sin cristalizar. ¿Qué paso aquella campaña tan movida?

-Fue un año que empecé muy bien, la verdad, hasta la lesión que fue en los últimos cuatro meses, me estaban saliendo muy bien las cosas. Hubo conversaciones, pero cuando un jugador se lesiona y en los últimos meses de competición no participa para nada, no llega la llamada nunca. El problema fue la lesión.

- ¿Se vio vestido de rojiblanco en San Mamés?

-Bueno, o de blanquiazul... Hubo conversaciones durante un tiempo largo y parecía que ambas vías podían ir por el buen camino, pero, si no estás disponible durante cuatro meses, es imposible.

- Ahora, a sus 28 años, 27 partidos en el Real Unión con 4 goles este curso después de fichar en febrero de 2021 por el equipo de su pueblo. ¿Cuál es su pretensión jugando en el Gal estando octavos con 47 puntos tras vencer la última jornada al Zamora, a cuatro del Celta B, que cierra las posiciones del playoff de ascenso?

-Nosotros vamos a por cada partido. El mensaje de pretemporada era que era un año de transición para salvar la categoría, pero a día de hoy, a falta de pocas jornadas, tenemos la posibilidad de entrar en playoff de ascenso. Queremos quedar lo más arriba posible y darlo todo si entramos en esa liguilla para un ascenso que sería increíble.

- Este sábado recibe la visita del Bilbao Athletic. ¿Qué les ha dicho Zulaika?

-Que está en un buen momento de forma, que el cambio de entrenador les ha venido muy bien, que el otro día empataron contra el Depor, aunque pueden quitarle el punto si no me equivoco, por un tema un poco tonto. Al final es un filial, buen equipo y va a ser jodido.

- ¿Que colee lo de la alineación indebida de Artola-Diarra puede influir en la cita de Irún?

-No lo sé, la verdad. Tienen la misma necesidad que nosotros de ganar y vendrán quizás más dolidos y sea más peligroso para nosotros.

- ¿Qué conoce del equipo de Patxi Salinas?

-Son buenos jugadores. A mí Beñat Prados me parece un jugador increíble, jóvenes como Malcom que está mentiendo goles. Y hay gente alternando con el primer equipo que es buena señal.

- ¿Qué recuerdos tiene de aquellos derbis en las inferiores de la Real ante el Athletic hasta jugar en el filial?

-Eran partidos bonitos y duros, me ha tocado ante una generación del Athletic con los Ruiz de Galarreta, Néstor Salinas, Jonás Ramalho, Aketxe...

- El Bilbao Athletic ha sacado en el último año extremos jóvenes con los Nicos (Willi y Serrano), Morcillo y los cachorros Luis Bilbao y Malcom Ares... Es curioso.

-Habla de que trabaja bien la cantera. Tenemos la suerte de que en Euskadi la Real y el Athletic hacen un gran trabajo y salen muchos jugadores desde sus inferiores.

- En el vestuario del Gal coincide con canteranos del Athletic como Seguín y Erik Ruiz que venían también con muchas expectativas y que suelen ser habituales en sus alineaciones. ¿Qué tal andan?

-Muy bien, son dos jugadores que nos aportan mucho, Erik está teniendo ahora menos minutos, pero son dos jugadores de mucho nivel.

- Usted tiene un año más de contrato en el Real Unión, hasta junio de 2023, ¿qué expectativas tiene de futuro a medio plazo?

-De momento, acabar este año lo mejor posible y a ver qué pasa. A todo jugador le gustaría volver a Segunda División. Ahora centrado en el Real Unión con ese posible paso a un playoff y ya se verá qué ocurre después.