Bilbao Athletic La espalda lastra a Gerenabarrena, el motor del Bilbao Athletic

La lumbalgia que padece le ha apartado los dos últimos partidos de Liga cuando era un fijo para Patxi Salinas. Se trata su dolencia con cautela

JAVIER BELTRÁN

Beñat Gerenabarrena acumula dos partidos sin jugar cuando era un fijo en el triángulo de creación del Bilbao Athletic junto a Prados y Diarra. Se había convertido el motor del esquema de Patxi Salinas. 'Gere' se sentó en el banquillo ante el Deportivo (1-1) en el Campo 2 de Lezama, aunque no saltó al terreno, mientras que ante el Real Unión (1-1) en el Stadium Gal ni figuró en Irún en la convocatoria. El centrocampista de Lekeitio sufre una inoportuna lumbalgia de la que ya estuvo renqueante unas semanas atrás.

Ahora, los galenos del Athletic tiran de cautela con su caso y han decidido que el prometedor cachorro, pese a su status en el once de Salinas, debe parar. En función de los dolores que padezca en la espalda irá entrando en la dinámica coral de entrenamientos del filial, aunque sin fecha exacta para su reaparición. Se espera que esquive la latosa dolencia para no andar renqueante y no lamine el fútbol vertical e intenso que ha corroborado en el Bilbao Athletic desde que ascendiera por Salinas de la dinámica del Basconia junto a Malcom Ares y Luis Bilbao. Este domingo (12 h.), en Lezama, el filial rojiblanco se la juega ante la SD Logroñés, un rival directo (41 puntos por 38 los cachorros) por la salvación para alejar además al DUX (37 puntos) y al Talavera (35), que acechan a los rojiblancos en la frontera con la zona roja.

Gerenabarrena (Lekeitio, 29-3-2003), brotó del Aurrera de Ondarroa antes de ingresar ya en el Infantil B en Lezama en la campaña 2015-16. Fue escalando categorías y cumplió los tres años de juvenil, aunque en su estreno del primer año apenas jugó un partido (por lesión), 19 envites y dos goles en el segundo, completando 23 partidos y 4 goles la pasada campaña aportando al prestigioso título de División de Honor a los mandos de Imanol de la Sota. Este curso, Gerenabarrena, una de las apuestas firmes del organigrama técnico del Athletic para escalas superiores, había jugado 18 partidos con 5 goles en el Basconia de la Tercera RFEF antes de catapultarse a esta Primera RFEF con el Bilbao Athletic, en el que ha actuado, antes de esta pubalgia, en 11 partidos. Salinas espera contar con sus prestaciones para el tramo final de la Liga, con seis finales por delante, necesitando todas las piernas posibles.