Borrar
Athletic Club
Izeta desatasca el derbi de Lezama
Bilbao Athletic 2 - 1 Arenas

Izeta desatasca el derbi de Lezama

El delantero de Aia vuelve a ser protagonista anotando el primer gol y participando en la acción que supuso el segundo tanto del Bilbao Athletic ante un rocoso Arenas

Fernando Romero

Sábado, 16 de marzo 2024, 18:57

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Que la Segunda Federación se le queda pequeña es algo que Urko Izeta viene demostrando durante toda la temporada. El delantero de Aia volvió a ser fundamental en la victoria del Bilbao Athletic en el derbi vizcaíno contra el Arenas, que no dio su brazo a torcer con facilidad. Los de Carlos Gurpegui dominaron el balón, pero no encontraron la forma de derribar la muralla del 'histórico' hasta el minuto 80.

Fue, quién si no, un Izeta que ya suma 16 dianas este curso. Recibió el balón en la frontal, amagó con irse hacia la izquierda, se colocó el balón en la derecha y desde ahí se sacó un duro disparo raso ante el que no pudo hacer nada Hodei Oleaga, que hizo un enorme partido en su regreso a Lezama. El de Aia fue protagonista también en el segundo gol, obra de Mattheus a placer tras aprovechar un disparo de Izeta repelido por el meta arenero. Dos dianas que hicieron justicia a lo visto en el verde y que permiten a los cachorros mantener su colchón sobre el Barakaldo.

Bilbao Athletic

Gastesi; Rincón, Rego, Aymane (Eneko Ebro, 84'), Adama (Iñigo López, 79'); Varela (Mattheus, 71'), Jauregizar, Ibon Sánchez (Barandalla, 84'), Gerenabarrena (Canales, 71'), Olabarrieta; Izeta.

2

-

1

Arenas

Hodei Oleaga; Alfaro, Garro, Niwa, Leiza; Estrecha (Huete, 46'), Escobar (Trincado, 65'), Lamadrid, Gabriel (Arenal, 46'); Valiño (Rafita, 59'), Álvaro García (Baqué, 81').

  • Goles: 1-0, min. 80: Izeta; 2-0, min. 84: Mattheus; 2-1, min. 94: Niwa.

  • Árbitro: Muñoz Moreno (comité madrileño). Amonestó a los locales Jauregizar, Adama, Iñigo López; y a los visitantes Lamadrid, Leiza. Huete, Alfaro. También mostró amarilla a ambos entrenadores, Carlos Gurpegui y Toño Vadillo.

El derbi vizcaíno arrancó con chispa y con los dos equipos luchando por cada balón dividido. El Arenas tuvo la primera buena llegada del encuentro, pero le faltó convencimiento. Valiño dejó pasar el balón en punto de penalti confiando en que llegaría alguien a su espalda para fusilar, pero no fue así. Los de Carlos Gurpegui, con Rego y Aymane en el centro de la zaga como principal novedad, tomaron buena nota de esa acción para cerrar espacios y apenas sufrir más en todo el primer periodo.

Poco a poco, el Bilbao Athletic se fue haciendo con la manija del encuentro para meter al histórico en su parcela. Los rojiblancos llegaban bien hasta zonas de tres cuartos, pero les faltó algo más de profundidad y remate. Además, cuando lo encontraron, se toparon con Hodei Olegada. El exrojiblanco hizo dos intervenciones de mucho mérito para mantener su marco inmaculado. Primero, desvió a saque de esquina un potente cabezazo de Aymane. Poco después, también repelió con acierto un remate de primeras de Varela tras centro desde el costado derecho.

El empuje de los cachorros, sin embargo, se fue diluyendo con el paso de los minutos. Sí que mantuvieron un claro dominio del esférico y del partido, pero apenas si volvieron a inquietar más antes del descanso, un lapso en el que hubo tan solo un par de acciones reseñables.

Misma dinámica

Al filo de la media hora, Jauregizar metió un magistral pase a Adama y éste puso el centro raso al área, una acción en la que se reclamó penalti y que le acabó costando la amarilla a Gupegui por protestar, pero el colegiado, muy cerca de la jugada, no vio nada punible. El otro lance tuvo lugar en el área local, con Valió ganando línea de fondo y poniendo el centro por encima de Gastesi, pero de nuevo sin opción de remate por parte de ningún compañero.

A Toño Vadillo no le gustó demasiado el rendimiento de los suyos en la primera mitad. Mucho antes del descanso ya había puesto a calentar a varios efectivos, y tras la vuelta de vestuarios introdujo a Huete y Arenal para tratar de darle otro aire a los suyos. Aunque lo cierto es que la dinámica del encuentro no varió demasiado. El mando siguió siendo de los rojiblancos mientras que los de Getxo fiaron su suerte a cazar alguna contra.

Como si fuera un calco del primer periodo, el Bilbao Athletic merodeó con asiduidad zonas de peligro, y de vez en cuando lograba inquietar. Pero ahí estaba siempre Oleaga para evitarlo, como en el disparo de Rincón desde la media luna superado el minuto sesenta o el paradón que le hizo a Olabarrieta a falta de un cuarto de hora en una acción que ya se festejaba casi como gol en la grada.

No pudo, sin embargo, detener el disparo de Urko Izeta desde la frontal. Un tanto festejado por la parroquia local al mismo tiempo que suponía un jarro de agua fría para los rojinegros. Más aún cuando solo cuatro minutos después recibían el segundo. Pudo llegar el tercero en las postrimerías del encuentro, pero Hodei Oleaga le negó el gol a Iñigo López. Ya en el descuento, Daiki Niwa anotaba para los getxotarras en un rechace tras una falta botada desde banda derecha.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios