De Jesús persigue a un futbolista del Intercity en el encuentro de la pasada semana. / e. c.

La maldición del lateral izquierdo en el Bilbao Athletic

Chasco y Oier López están lesionados y De Jesús tuvo que tapar el hueco ante el Intercity cambiando de banda

JAVIER BELTRÁN Bilbao

En el último envite del Bilbao Athletic, Beñat de Jesús fue alineado por primera vez de titular ante el Intercity, pero lo hizo a banda y pierna cambiada, como improvisado lateral izquierdo. El suplente habitual de Hugo Rincón en el flanco derecho de la zaga, que había intervenido en minutos salteados en tres de encuentros anteriores, se afanó en parchear las bajas por lesión de los dos laterales izquierdos del filial, Raúl Chasco y Oier López.

Raúl Chasco, que en teoría es el titular del equipo en ese puesto de 3, sufre un esguince de tobillo que ya le impidiese actuar ante el Calahorra en la jornada anterior en el estadio de La Planilla cuando se había agenciado el puesto fijo formando un cuarteto defensivo con Rincón, Eguiluz y Mendibe. En la localidad riojana jugó Oier López, que había empezado en el once en el arranque liguero ante La Nucía y que desde la segunda jornada se descabalgó del once en favor de Chasco. Desde entonces apenas había tenido oportunidades. Ante el Calahorra cumplió y, de hecho, el Bilbao Athletic venció (1-2), pero unas molestias en el aductor le han vuelvo a mandar a la enfermería. Oier López ya sufrió una lesión latosa la pasada campaña que le impidió pelear en igualdad de condiciones por el puesto con Mikel Kortazar, ahora en las filas de la UD Logroñés tras concluir su contrato en Lezama.

El domingo ante el Intercity no entraron en la convocatoria de Bingen Arostegi ni Chasco, tratándose de ese tobillo mermado, ni Oier López por su principio de pubalgia, por lo que De Jesús tuvo que socorrer esa posición, que parece de nuevo maldita en el seno del Bilbao Athletic. Además de Oier López, Imanol García de Albéniz, ahora cedido en el Eibar tras ascender al primer equipo, y Kortazar también se habían lesionado hace dos cursos, especialmente el espigado carrilero ondarrutarra. Se trata, además, de una posición muy sensible y sin demasiados especialistas en la factoría de Lezama. Con este sombrío panorama, Los dos jugadores específicos para desempeñar esa demarcación este curso a las órdenes de Bingen Arostegi siguen lesionados esta semana y, posiblemente, alguna más. Aunque se espera, sin embargo, que no se alargue demasiado en el tiempo ambas dolencias, Beñat de Jesús apunta a seguir como improvisado lateral zurdo ante la SD Amorebieta este domingo (12 h.) en el campo de Urritxe.

Bingen Arostegi, que no quiere escudarse en excusas por este hándicap en el carril del 3, avanza sobre el derbi ante el equipo zornotzarra, provisionalmente farolillo rojo de esta Primera Federación con cinco puntos, la mitad de los que suman ahora mismo los cachorros en la tabla, que sabe «cómo es el rival. Ellos nos conocen a nosotros. Sabemos cómo es Urritxe desde hace mucho tiempo. Esperamos un partido duro. A ver si somos capaces de hacer allí un buen resultado», señala el técnico bermeano del filial rojiblanco, al que sin embargo le preocupa que las dos lesiones de su equipo se ceben precisamente en el mismo lado del tablero.