Patxi Salinas: «No podemos ser pesimistas ni bajar la guardia»

Destaca «la actitud» de sus jugadores, que califica de «inmejorable» pese a la derrota ante el UD Sanse. «Que se quiten esa presión de la cabeza», desea para este parón de Navidad

JAVIER BELTRÁN

Patxi Salinas no podía dejar su sello motivador en el estreno al frente del Bilbao Athletic con una derrota ante el UD Sanse en Lezama que acentúa la crisis del equipo en la Primera RFEF. Le resta mucho trabajo por delante para sacar del atolladero al filial rojiblanco, que encadena doce jornadas sin conocer la victoria: «Esto va a ser muy largo y muy duro, no podemos ser pesimistas ni bajar la guardia, somos optimistas, hay que ser muy fuertes; una victoria te va a llevar a la confianza que quizás ahora no tengamos», señala el míster de San Adrián.

«El equipo ha hecho un trabajo brutal, hemos estado ahí hasta última hora, pero nos hemos encontrado con la primera jugada que nos llegaban y ha entrado de cabeza de fuera del área», lamenta ante el gol de Fer Ruiz y asevera que supuso «un jarro de agua fría, nos ha costado levantarnos», subraya. Salinas se quiere quedar con los puntos positivos, especialmente con «la actitud» de sus jugadores, que califica de «inmejorable». Analiza el envite: «Hemos llegado por fuera muchas veces, aunque sin la fortuna de que hayan entrado. En la segunda parte lo hemos intentado, al final ya un poco desajustados, más con corazón que con cabeza, vas tirando, tirando, y te cuesta», significa el técnico rojiblanco. No obstante, Salinas insiste en que rescata «60 o 65 puntos minutos muy buenos, con presión en campo contraria tras pérdida, con muchas llegadas por fuera, pero no hemos encontrado este remate salvo dos buenos de Nico Serrano. Encima de un equipo veterano y fuerte nos ha costado empezar con un poco con más de fortuna», insiste Patxi Salinas.

Hasta el 9 de enero no retoma el Bilbao Athletic la competición en Calahorra ante un rival directo: «Tenemos un parón y hay que ajustar más cosas, con tiempo para trabajar y en Calahorra intentar llegar allí a por tres tres puntos», desliza, mientras desea «ajustar y mejorar» en las finalizaciones, una terea pendiente y determinante: «No ha dado tiempo a trabajar», lanza. Presagia que «fáciles» en esta categoría no hay «ninguno», pero toca resetear, permitir un alto en el camino en esta Navidad: «Descansar esta semana, mentalmente que se liberen de lo que han sufrido, que sufren mucho, son muy jóvenes, que se quiten esa presión de la cabeza y empezar a trabajar diariamente como animales», enumera Salinas.

Temas

fútbol