Patxi Salinas: «El único equipo que no le ha ganado al Extremadura es el Deportivo»

Coleando el recurso del equipo gallego, el técnico del Bilbao Athletic se siente satisfecho del punto en Irún: «Estoy orgulloso de estos chavales», lanza.

JAVIER BELTRÁN

Patxi Salinas puso a sus jugadores del Bilbao Athletic el buzo de trabajo para sacar un punto meritorio ante el Real Unión (1-1) nen el Stadium Gal en su lucha por salvar la categoría: «Ha sido un partido muy igualado, los dos equipos con un desgaste físico muy grande. Teníamos delante un equipo que juega my bien al fútbol, con jugadores buenos en el uno contra uno; sabíamos que iba a ser complicado», analiza el técnico de San Adrián, que sostiene que aterrizaban en Irún «con la fortaleza de ganar el partido, nos hemos puesto 0-1, hemos defendido mal un córner y nos han empatado. No hemos podido materalizar las ocasiones de Malcom y Luis Bilbao y nos vamos con un punto», relata.

Luis Bilbao la pudo liar en la mejor ocasión del envite: «Fue una internada por la banda izquierda y ha decidido tirar, daba la sensación más pase a Artola, pero ha decidido tirar. Ha sido una buena jugada y hemos tenido unas llegadas de Adu. Lo hemos intentado al final con dos delanteros directos con Aritz Pascual y Ewan Urain a ver si eran capaces de enganchar alguna con su envergadura. No ha podido ser, pero es un punto ante un equipo que puede engancharse al playoff», reitera. El Athletic sigue pendiente de la denuncia del Deportivo por alineación indebida de Diarra y Artola la pasada jornada: «No tiene importancia. Tenemos que seguir a lo nuestro. El Depor nos ha demandado y denunciado, pero hay un dato: el Extremadura no fue a A Coruña en la primera vuelta y fue a Irún y Vigo, que se juegan el playoff. El Depor es el único equipo que no le ha ganado al Extremadura y no ha jugado ninguno de los dos partidos, casualidades de la vida», señala Patxi Salinas sobre el decretado 3-0 de Riazor por la incomparecencia del equipo extremeño el pasado mes de noviembre, antes de su desaparición definitiva de la Primera RFEF.

El técnico rojiblanco narra que debe estudiar cada envite con minuciosidad: «Si este partido del Real Unión lo afronto con siete puntos más, lo afrontamos de otra manera, pero hay que trabajar cada punto, que es oro. Ha sido un partido muy intenso, con dos equipos físicamente fuertes, presión alta de los dos. Era complicado para ambos. Nos buscaban la espalda y hemos intentado que no jugasen fácil. Nos costaba salir con juego combinativo, propio de fútbol vasco de esta categoría», reitera el exleón, satisfecho por la implicación de su joven plantilla: «Estoy contento, cogimos al equipo en la jornada 17 y con 13 puntos en una situación complicada. Había que llegar a los 45 puntos. Está siendo largo y duro, lo sabíamos. Tenemos 38 y ahora se ve más cerca», destripa. Salinas sostiene que se siente «muy orgulloso del trabajo con los chicos, que algunos son juveniles y compiten contra hombres, con gente de Segunda y algunos incluso de Primera. Estos chavales se parten el pecho cada día por el equipo», matiza. Un Salinas que explica cómo se padece la presión del banquillo, que desgasta físicamente a los técnicos: «Lo que he sufrido de entrenador no lo he sufrido de jugador en mi vida. La soledad del entrenador, que se dice, por eso algunos se quedan sin pelo o canosos. No tiene nada que ver con cuando era jugador», lanza. En este sentido, subraya que no hay margen de sosiego: «Ya estamos pensando en preparar la semana para el SDL del domingo. El jugador se va a cenar y a disfrutar del punto, pero es lo que nos gusta y nos compensa», desliza Salinas.