Pedro León en un partido de Liga con el Real Murcia.

«Me gustaría que mi hijo jugara en el Athletic si llega a profesional»

Pedro León, el talentoso extremo con pasado en el Madrid, Valladolid, Getafe y Eibar juega este domingo ante el Bilbao Athletic en Lezama con el Real Murcia. Su hijo pequeño es bilbaíno

JAVIER BELTRÁN

Pedro León Sánchez Gil (24-11-86) es un tipo sencillo y cercano pese a poder presumir, a sus 35 años, de haber sido extremo derecho de Levante, Real Valladolid, Real Madrid, con un gol en San Siro y en Copa, Getafe, Eibar, Fuenlabrada y vuelta a su Real Murcia, donde se formó tras brotar del Muleño de su pueblo. Ahora trata de catapultar al histórico club pimentonero desde la Primera Federación. Este domingo visita Lezama (16 h.) para medirse al Bilbao Athletic. No ha perdido su toque sutil con la diestra. Suma cuatro goles en ocho partidos, tres se los hizo a la SD Logroñés y goza viendo las primeras patadas de su hijo pequeño León Sánchez López, nacido en Bilbao, en las inferiores del Real Murcia, siguiendo la estela de una familia de deportistas como el ciclista Luis León Sánchez: «Ojalá, si puede disfrutar de ser profesional, tenga la posibilidad de poder hacerlo en el Athletic», lanza en una entrevista concedida a EL CORREO, en la que apunta que sigue en contacto con Capa y Dani García de su etapa de cinco campañas en el Eibar. «Son dos grandes profesionales», subraya el extremo.

-15 temporadas después regresa a casa, al Real Murcia, tras un currículum importante en Primera División y una campaña en Segunda en el Fuenlabrada. ¿Por qué ahora?

- Sí, vuelvo a casa, contento. Cuando salí de Murcia era muy joven y tenía pensado volver, pero no se había dado la circunstancia de que ocurriese. Creo que no nos equivocamos. Han sido catorce años en Primera División. El Murcia se metió en una vorágine de deudas. Este verano se dio la oportunidad, aunque tenía varias ofertas de Segunda División. Me puse en contacto el presidente y vi que era gente seria con un proyecto de futuro. No me han engañado, será difícil competir en esta Primera Federación, pero aquí estoy.

- Pero si no llega a salir de Murcia no tendría esa hoja de servicios...

- Sí, orgulloso estoy. Cuando salí, la idea era volver al Real Murcia porque era una espinita que tenía clavada, pero ahora a ver si entre todos colamos al equipo donde se merece.

-Y pese a sus 35 años no se le ha olvidado marcar goles. Ya lleva cuatro en ocho partidos. Tres a la SD Logroñés.

- Sí, mi idea era venir aquí mientras todavía pudiera aportar. Me encuentro bien para ayudar al equipo.

-Curiosamente, no había marcado nunca un hat-trick en su dilatada carrera.

- No, en Primera dos goles y en Segunda dos goles el año pasado, pero nunca tres en el mismo partido. Ahora sí, en casa y en Primera Federación.

-¿Sigue de extremo derecho?

- Sí, aunque con libertad para meterme por dentro.

-¿El próximo año pasará a la secretaría técnica del Real Murcia o seguirá en el verde?

- De momento quiero seguir jugando al fútbol, quiero ayudar desde dentro, desde el campo y luego ya se verá. No pienso más allá.

- En el Real Madrid le comparaban con Míchel por su pierna derecha de seda.

-No solía hacer mucho caso, pero eso decían. Míchel hizo una carrera mucho más alta que la mía como para compararlas.

-¿En el Eibar estuvo durante cinco años (de 2016 a 2021) con Mendilibar viviendo además en Bilbao, qué recuerdos tiene?

-Estoy muy agradecido al País Vasco en general por el cariño que me dio la gente. Jugué en Eibar, pero vivimos mi mujer y mis tres hijos en Bilbao. Fueron cinco temporadas, cuatro muy buenas y es cierto que la última se empañó un poco por el descenso. Muy buenos recuerdos de Eibar, de Bilbao y de Euskadi en general. Mi hijo pequeño nació allí y mi mujer estuvo encantada.

- Su hijo pequeño, llamado León Sánchez López, también por la tradición familiar, es bilbaíno de nacimiento. Ahora tiene cinco años y podría jugar en el Athletic. ¿Cómo le va al chico?

- Ojalá pudiese jugar en el Athletic. Cuando estás allí te das cuenta de la magnitud que tiene ese equipo. Un club histórico, un equipo grande, siempre compitiendo en Primera. Y ojalá, si le gusta el fútbol y puede disfrutar de ser profesional, que es muy difícil, que tenga la posibilidad de poder hacerlo en el Athletic. Algo que no pudo hacer mi padre, que estuvo trabajando allí antes de que naciera yo y yo tampoco he podido.

- Sigue manteniendo contacto además con Ander Capa y Dani García.

- Sí, son gente estupenda que está a un nivel bueno en el Athletic. Es verdad que Dani está jugando más que Ander, pero es bueno tener gente profesional como ellos, jueguen o no jueguen. Dos jugadores que aportan mucho a la plantilla, que entrenan fenomenal y que en los momentos críticos hay que echar mano de gente así.

- Este domingo aterriza en Lezama para medirse al Bilbao Athletic. Ya ha jugado en varias ocasiones en la factoría rojiblanca...

-Sí, amistosos con el Eibar ante el Athletic todos los años y la temporada pasada con el Fuenlabrada ante el Amorebieta en Lezama en Segunda.

- Se va a cruzar con una defensa muy joven del 2002 y 2003...

-Bueno..., correrá mucho. Enfrentarte con gente joven tiene sus pros y sus contras.

-El Real Murcia es sexto con 12 puntos, dos más que el filial rojiblanco. Todo está muy igualado.

-Sí, está claro que es una competición dura, son equipos muy igualados. Los partidos se deciden por pequeños detalles. El que pierde dos partidos seguidos se mete en el lío y el que los gana se mete en playoff de ascenso. Hay equipos históricos en el grupo que quieren ascender, como nosotros, y filiales como los de Athletic, Real, Barça y Osasuna que quieren hacer las cosas bien para tener al filial en Segunda División.

- La ilusión de la ciudad es ver a su club más histórico en la Liga SmartBank...

- Sí, es la idea, hay ilusión puesta después de estos diez años maltratado por gente que ha estado haciendo perrerías en el club. Se tiene ganas de que vaya para arriba, aunque no es fácil. Ahora hay predisposición.

-¿Cree que sufrirá el equipo de Bingen Arostegi este curso?

No creo, el Athletic siempre tiene buenos jugadores y seguramente hará un buen año porque es una de las mejores canteras de España. La exigencia del primer equipo hace que tengan que subir rápido los mejores jugadores del filial. Es un hándicap para el Bilbao Athletic porque ahora son muy jóvenes. Mi deseo es que se mantenga. El Athletic necesita un filial mínimo en la tercera categoría del fútbol español para seguir nutriendo de jugadores al primer equipo.