Diarra, durante el partido ante el Deportivo. / ATHLETIC

El Deportivo denuncia la alineación indebida de Artola y Diarrá por el Bilbao Athletic

Artola y Diarrá vieron la quinta amarilla ante el Tudelano y podrían haber cumplido sanción en el suspendido encuentro ante el Extremadura. El conjunto gallego estudia reclamar ante la Federación

CARLOS NIETO GARCÍA

Al término del empate a uno entre Bilbao Athletic y Deportivo surgió la polémica. Borja Jiménez, entrenador del conjunto gallego, era cuestionado por los periodistas coruñeses acerca de una posible alineación indebida en las filas del filial rojiblanco. «No entiendo cómo han jugado, supongo que el club reclamará», explicó el técnico visitante.

Se refería a Artola y Diarrá. Ambos cachorros vieron hace dos semanas la quinta amarilla en el partido ante el Tudelano, por lo que los coruñeses esperaban que cumpliesen sanción el día de hoy. Sin embargo, los dos fueron titulares. A tenor del Athletic, el partido suspendido ante el Extremadura, que se debió haber jugado la pasada jornada, computaría a tales hechos como un encuentro más. Patxi Salinas, técnico rojiblanco, fue cristalino en su respuesta. «Está clarísimo. Han podido jugar porque cumplieron sanción ante el Extremadura», explicó en la Sala de Prensa de Lezama al tiempo que no concretó si el club consultó a la Federación sobre si podía alinear a Artola y Diarrá.

El asunto quedará en manos de la Federación si el Deportivo decide recurrir. Nueva polémica en la Primera RFEF con el Extremadura de por medio. Y es que todos los partidos que debía haber jugado el club de Almendralejo desde su exclusión se han concedido por victoria al equipo rival. No así los partidos que el conjunto pacense disputó, cuyos resultados se mantienen intactos. Por ejemplo el empate cosechado ante el Talavera, principal opositor del Bilbao Athletic para eludir el descenso, por lo que el conjunto manchego consideró la decisión como injusta.

«El partido es para estar satisfechos»

En lo deportivo, Patxi Salinas valoró positivamente el punto conseguido por su equipo. «Era un rival de entidad, muy fuerte y que se merece estar en otra categoría. Hemos hecho un partido para poder ganar, su gol ha sido un mazazo pero nuestra reacción ha sido muy buena. El equipo está con ganas de las finales que nos quedan por delante», explicó el bilbaíno.