Bilbao Athletic Remozada medular del Bilbao Athletic para Badajoz

La sanción de Prados y la lumbalgia de Gerenabarrena obligan a Salinas a reconstruir la sala de máquinas del filial de cara al partido en el Nuevo Vivero

JAVIER BELTRÁN

Beñat Prados, el hombre con mayor predicamento del Bilbao Athletic en la zona ancha, tuvo que salir del campo en el envite del domingo ante la SD Logroñés por una doble cartulina amarilla, en el minuto 66, y encima lesionado por el lance que provocó la segunda amonestación que le dejaba tendido en el césped. Una roja que se acumulaba además a que ya cumplí­a ciclo de sanción con la primera. Por tanto, el orgarnizador del filial rojiblanco, siempre al corte apagando fuegos, se pierde la trascendental cita de este sábado en el estadio Nuevo Vivero ante el Badajoz.

Para colmo, otro habitual en el triángulo de mediocentros que suele alinear Patxi Salinas, el joven Beñat Berenabarrena purga una molesta pubalgia. Ante la SDL, el centrocampista de Lekeitio estuvo a punto de saltar al verde en los últimos minutos tras perderse por precaución las anteriores citas ante Deportivo y Real Unión cuando era el motor del equipo promocionado desde el Basconia. Curiosamente, no llegó a salir al terreno del Campo 2 de Lezama, entre otras cosas, porque Salinas debí­a ajustar las tres plazas permitidas del segundo filial en la alineación del Bilbao Athletic en esta Primera RFEF. Estaba jugando ya en ese momento Raúl Chasco en el lateral izquierdo, que ocupaba la plaza del lesionado Kortazar y el sancionado Jaso, que fue suplido por Rincón en el segundo acto, más Luis Bilbao y Malcom Ares, extremos fijos en el esquema del técnico de San Adrián.

Pese a que Prados es baja segura y Gerenabarrena debe dosificar después de casi un mes sin competir, Patxi Salinas, que recupera al zurdo Jaso para las rotaciones en defensa, maneja una amplia nómina de centrocampistas para alinear en el feudo pacense, donde intentará amarrar la salvación mientras el conjunto local aspira al playoff de ascenso del que le separa un solo punto de la UD Logroñés, quinto clasificado (52 por 53 puntos). «Hay que seguir trabajando, no hemos conseguido todavía el objetivo de liberarnos, estamos muy cerca. No nos podemos dormir. Si te descuidas, te recortan. Nos quedan cinco finales, ya pensando en el Badajoz», señala el mí­ster del filial, ahora con 41 puntos y esperando sumar al menos cuatro más para salvar los muebles en una segunda vuelta con números de playoff.

Naveira es el sustituto natural de Prados de 6, de sostén del equipo, y para acompañarle tirará de Diarra, habitual en las alineaciones, y para la tercera pata se postulan el versátil Jon Guruzeta, titular en la última cita frente a la SD Logroñés y Rementeria, cedido de la CD Mirandés, que es muy polivalente y abarca muchos metros. Menos posibilidades cuenta Víctor San Bartolomé, que ha perdido el sitio en el equipo en los últimos meses.