Bonito gesto de Berizzo

Los niños, haciendo el pasillo a los jugadores. / Robert Basic

El técnico invita a medio centenar de niños a formar un pasillo y saludar a los jugadores en el entrenamiento de Lezama

Robert Basic
ROBERT BASIC

El mercurio apenas se estiraba hasta los 10 grados esta mañana en Lezama y la sensación térmica era incluso más baja por el viento norte que se colaba en las instalaciones rojiblancas. El Athletic se entrenaba a puerta abierta y había muchas familias con niños, que aguardaban pacientes –algunos– e impacientes –otros– la llegada de sus ídolos, que se hicieron esperar. Ha habido sesión de vídeo y luego trabajo en el gimnasio, lo que ha retrasado más de una hora la salida de los jugadores al campo número tres, equipado para la sesión matinal. Antes de que se hicieran visibles, Eduardo Berizzo se acercó a una de las gradas con más asistencia e invitó a los niños a acompañarle. Les apremió a bajar y a formar un pasillo para saludar a los futbolistas mientras se dirigían al terreno de juego. Los padres han agradecido el gesto –«la verdad es que es todo un detalle», se les oía comentar– y los chavales también. Incluso ha habido alguno que no ha parado de llorar y aun así no ha querido perderse la experiencia. Todo con tal de ver de cara sus héroes.

Berizzo ha pasado también por el pasillo de niños.
Berizzo ha pasado también por el pasillo de niños.

Formales y obedientes, los niños han formado el pasillo y los rojiblancos no han tardado en salir a su encuentro. Mikel Rico, Capa, Unai Núñez, San José, Balenziaga... Los choques de las manos se sucedían y nadie se ha quedado sin tocar a sus ídolos. Uno de los más admirados ha sido Aritz Aduriz, quien al igual que sus compañeros no ha parado de saludar a los chavales. Luego todo el mundo ha ocupado su lugar en Lezama y el entrenamiento se ha desarrollado en el marco de un ambiente inmejorable y con los más jóvenes encantados con la experiencia. Un sonriente Berizzo se ha metido en los rondos con sus futbolistas y poco a poco el ruido y las carcajadas iban dejando paso al sonido de la pelota y las instrucciones del cuerpo técnico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos